Mini bundt cakes de calabaza

Receta de Mini bundt cake de calabaza

Ingredientes

  • 170 gr de calabaza asada triturada
  • 2 huevos
  • 50 gr de azúcar panela
  • 110 gr de harina repostería
  • 1 c.c. de levadura química
  • 1/4 c. c. de canela
  • 1/4 c. c. de jengibre molido
  • 1/4 c. c. de nuez moscada
  • Una pizca de sal
  • Chocolate cobertura (el mío 70%)
  • Pistachos troceados

Preparación

  • Para preparar estos bollitos necesitamos calabaza asada, asi que será lo primero que haremos. Cortamos una calabaza a la mitad, le hacemos unos cortes en la superficie, y la metemos en el horno a 200 grados hasta que esté blandita. La sacamos, dejamos que se enfríe y después vaciamos la carne con una cuchara. Machamos con un tenedor y reservamos hasta que la utilicemos. Con esta cantidad tendremos para esta receta y aun nos sobrará.

  • En un bol ponemos los huevos a temperatura ambiente con el azúcar y batimos hasta tener una masa esponjosa. Aproximadamente 3 minutos.
  • Añadimos los ingredientes secos tamizados y mezclamos bien hasta que estén incorporados.
  • A continuación ponemos la calabaza asada en la mezcla. Removemos bien.

  • Una vez tenemos la masa preparada, vertemos sobre los moldes que habremos engrasado bien para que no se peguen la mezcla y horneamos en horno precalentado a 180º C, calor arriba y abajo, durante 12 minutos.
  • Cuando estén listos los sacamos y dejamos enfriar. Puedes pincharlos con un palillo para asegurarte de que están cocidos.

  • Dejamos enfriar del todo para poder bañarlos con el chocolate. Yo en este caso lo he hecho con chocolate 70% cacao pero si quieres puedes ponerle blanco o el que mas te guste. Derretimos el chocolate en el microondas o al baño maría e introducimos los bollitos y escurrimos.
  • Después le ponemos por encima unos poquitos de pistachos troceados y dejamos que enfríen antes de servir.

Espero que lo disfrutéis!!!

Budín de boniatos y coco

El boniato nos llegó a Europa proveniente del Nuevo Mundo. Contrariamente a lo que se esperaba, este tubérculo dulzón obtuvo un éxito inmediato en Europa, y aquellos que podían permitírselo lo incluían en sus festines.

El boniato contiene una gran variedad de vitaminas y minerales como el potasio, el fósforo o el calcio, siendo además una fuente importante de vitamina A, B y C. Rico en fibra y en antioxidantes, también es una espectacular fuente de energía por su riqueza en hidratos de carbono.

Este postre es ideal si te gusta la textura del pudin o del flan porque es fácil de preparar y está delicioso gracias a la variedad de ingredientes.

Receta de Budín de boniatos

Ingredientes

  • 275 gr de boniatos rallados
  • 350 ml de leche evaporada
  • 225 ml de leche de coco
  • 3 plátanos o bananas maduros
  • 50 gr de azúcar de coco o moreno
  • 1 huevo
  • 1/2 c. c. de canela en polvo
  • 1/2 c. c. de nuez moscada rayada
  • 25 gr de mantequilla
  • 1 c. c. de piel de limón rallada

Preparación

  • Pelamos el boniato y lo rallamos hasta conseguir la cantidad deseada.
  • Incorporamos en un recipiente y añadimos la ralladura de la piel de limón.

  • Con la ayuda de un tenedor aplastamos los plátanos hasta obtener un puré y juntamos con el resto de ingredientes.

  • Añadimos la leche de coco, el huevo batido, la leche evaporada, la mantequilla derretida, el azúcar y para finalizar las especias.

  • Removemos todo bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Vertemos en un recipiente engrasado y metemos al horno precalentado a 180º – 200ºC durante una hora.
  • Podemos comerlo caliente o en frio. Acompañado de un poco de helado está delicioso. Y es perfecto para finalizar una comida en un dia de fiesta.

Que lo disfrutéis!!

Nota: Si quieres darle un toque mas especia puedes incorporar a la receta un poquito de ron dorado, como dos cucharadas soperas.

También puedes prescindir del azúcar en esta receta.

Guiso de patatas con rape y almejas

En invierno siempre viene bien un buen plato de cuchara, aqui en casa son un éxito. Este plato lo puedes preparar con rape o con otro tipo de pescado que tengan en ese momento en el mercado. Admite variaciones como siempre en cocina. Lo más importante es que utilices un caldo que sea rico pero no muy potente. Yo he aprovechado el hueso y la piel de mi trozo de rape para preparar un caldo en casa. Con un trozo de cebolla, una hoja de laurel, sal, pimienta y agua y unos 15 minutos hirviendo tendrás un caldo delicioso.

Receta de Guiso de patatas con rape y almejas

Ingredientes

  • 400 gr de rape aproximadamente
  • 12 almejas grandes
  • Media cebolla
  • 1 tomate
  • Unas hebras de azafrán
  • Una c. c. de pimentón dulce
  • 3 patatas
  • Caldo de pescado
  • Un trozo de pan
  • 10 almendras
  • 1 diente de ajo
  • Una ramita de perejil picado

Preparación

  • Picamos la cebolla en brunoise (cuadraditos pequeños) y sofreímos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté blandita y dorada, añadimos el tomate que habremos picado en cuadrados pequeños. Dejamos que se cocine añadiendo un chorrito de caldo o agua hasta tener un buen tomate frito.

  • Una vez preparado el sofrito, apartamos del fuego y le ponemos la cucharada de pimentón.
  • Colamos el caldo y le incorporamos las hebras de azafrán para que vayan soltando su color y su sabor. En un recipiente aparte mezclamos el sofrito de tomate y cebolla con el caldo colado para no dejar las hebras de azafrán. Trituramos con la batidora.

  • En la cazuela donde vayamos a hacer nuestro guiso marcamos el rape salpimentado. Vuelta y vuelta, no queremos que se cocine.
  • Lo sacamos a un plato y lo reservamos.
  • En esta misma cazuela donde hemos marcado el rape ponemos nuestro caldo con el sofrito que hemos triturado previamente y cuando rompa a hervir incorporamos las patatas peladas y *chascadas.
  • Mientras que se cocinan las patatas vamos a preparar una picada. Freiremos un trozo de pan, un diente de ajo sin pelar y las almendras enteras. Retiramos y ponemos en un mortero. Picamos todo bien y le incorporamos un poco del caldo del guiso para ayudarnos a que homogeneice. Lo incorporaremos justo antes de poner el pescado.

  • Unos cinco minutos antes de que las patatas estén tiernas, incorporamos primeramente la picada que teníamos reservada y después el pescado y las almejas. Esperamos a que todo este cocinado, unos cinco minutos . Iremos removiendo la cazuela para que la salsa espese. Si durante el cocinado necesita más caldo podéis añadirlo sin ningún problema.

  • Servir caliente y con un poco de perejil picado por encima.

Espero que lo disfrutéis!!!

*chascar: es una manera de cortar las patatas que consiste en partirlas en lugar de cortarlas para que puedan soltar el almidón el caldo y éste quede mas espeso.

Carrilleras de cerdo con membrillo y piñones

Estando en época de membrillos no podíamos dejar pasar este fruto tan especial y tan de temporada. Su carne es dura, astringente y agria, por lo que no es muy común comerlo crudo aunque yo debo decir que me encanta. Pero a veces resulta de difícil digestión por su alto contenido en fibra insoluble. Sus usos más comunes suelen ser cocidos con miel, en mermeladas o el famoso dulce de membrillo.

Pero resulta una gran alternativa para combinar con carnes por el dulzor que desprende cuando se cocina, resultando el acompañamiento perfecto en algunas ocasiones.

Receta de Carrilleras de cerdo con membrillo y piñones

Ingredientes

  • 1 kilo de carrilleras de cerdo limpias
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 1 membrillo grande (300 gramos de membrillo ya pelado)
  • 100 ml de coñac o brandy (opcional)
  • Un puñado de piñones
  • Caldo de carne
  • Harina
  • Zanahorias y arroz para acompañar

Preparación

  • Salpimentamos las carrilleras de cerdo y las pasamos levemente por harina.
  • En la cazuela donde vayamos a cocinarlas, las marcamos por ambos lados con un poco de aceite y reservamos.
  • A continuación picamos los dos dientes de ajo y en esa misma cazuela los doramos sin que se quemen.
  • Cuando tengamos listo los ajos, incorporamos el puerro que habremos picado previamente. Lo pochamos lentamente.
  • Pelamos nuestro membrillo, le quitamos el corazón y las semillas y lo cortamos en trozos generosos. Lo pasamos a la cazuela y dejamos que se marque levemente junto con el puerro y el ajo.

  • Es hora de incorporar las carrilleras. Las disponemos en la cazuela y regamos con el brandy en caso de que vayamos a usarlo. Dejamos que se cocine todo junto hasta que se evapore el alcohol.
  • Una vez hemos eliminado el alcohol, cubrimos la carne con un caldo (si tenemos) o con agua. Si cocinamos en olla express, dejaremos unos 20 minutos. Si lo cocinamos en olla normal, hasta que la carne esté blanda.
  • Una vez cocidas las carrilleras, las sacaremos de la olla y podemos pasar la salsa por el chino o triturar con la batidora. A mí me gusta dejarla tal cual porque queda espesa ya de por si, y se puede disfrutar de los trozos de membrillo que no se ha deshecho del todo, pero que sin embargo están cocidos.
  • Para acompañar podemos hacerlo con unos bastones de zanahorias salteados en una sartén con un poquito de aceite de oliva y un puñadito de arroz basmati.
  • Terminamos el plato con unos piñones que habremos tostado previamente en una sartén sin aceite.

Espero que lo disfrutéis!!!

Coca de zanahoria y naranja

Receta de Coca de zanahoria y naranja

Ingredientes

  • 3 huevos medianos
  • 350 gr de zanahoria cocida
  • 200 gr de harina
  • 12 gr de levadura química
  • 140 gr de mantequilla
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 1 c. c. de agua de azahar
  • 200 ml de zumo de naranja
  • 2 c. s. de azúcar blanca

Preparación

  • Para cocer la zanahoria, la pelamos y cortamos en rodajas. La introducimos en un recipiente apto para microondas (yo he utilizado la jarra Microcook de Tupperware) y la cocemos hasta que quede blandita. Trituramos de manera irregular para que queden trocitos y dejamos enfriar.

  • En un bol batimos los huevos con el az´úcar moreno hasta que esponje.
  • Derretimos la mantequilla hasta tener una crema suave y vamos incorporando poco a poco al bol donde tenemos los huevos con el azúcar. Mezclamos el conjunto bien.
  • Tamizamos la harina con la levadura e incorporamos a la mezcla anterior en dos tandas. Entre ambas introduciremos el agua de azahar.
  • Mezclamos hasta tener una masa homogénea e incorporamos la zanahoria cocida que ya habrá enfriado.

  • Preparamos un molde cubriéndolo con una lamina de papel de horno y extendemos nuestra mezcla.
  • Horneamos en el horno precalentado a 160º C durante 15 minutos y después otros 10 minutos a 180º C.
  • Mientras se hornea, haremos un almíbar con el zumo de naranja y el azúcar blanco. Veremos que está listo cuando tenga un aspecto brillante y espeso.
  • Cuando el bizcocho esté horneado (pincharemos con un palillo y saldrá limpio), pintaremos la superficie con el almíbar y dejaremos dos minutos más en el horno. Una vez fuera lo volveremos a pintar. Dejar templar antes de servir.

Espero que lo disfrutéis!!!

Ensalada de alcachofas

Hoy algo muy sencillito y rápido para estos días de verano y perfecto para llevar a la playa o la piscina. Además puedes hacer variaciones si algún ingrediente no te gusta, pero tengo que deciros que esta es una mezcla fabulosa.

Receta de Ensalada de alcachofas

Ingredientes

(para dos personas)

  • 200 gr de alcachofas cocidas en conserva
  • 10 filetes de anchoa en aceite de oliva y su aceite
  • 1 tomate
  • 2 pepinillos agridulces
  • 10 alcaparrones
  • 1 c. c. de mostaza en grano
  • Vinagre de sidra
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación

  • Cortamos en daditos pequeños los tomates. Hacemos lo mismo con los pepinillos y con los alcaparrones.
  • Seleccionamos los filetes de anchoa y los cortamos en trozos.

  • Una vez tenemos estos ingredientes cortados aliñamos con la mostaza, sal y pimienta. Ponemos tambien el aceite de las anchoas que habíamos reservado. Tened cuidado con la sal ya que hemos puesto las anchoas y es probable que no necesite mucho. Removemos bien para que la vinagreta se mezcle bien.
  • A continuación escurrimos las alcachofas y cortamos cada corazón a la mitad.
  • Por último las incorporamos a la mezcla anterior y removemos bien. Probamos y si es necesario rectificamos de sal o vinagre. Dejamos enfriar en la nevera hasta el momento de servir.

Espero que la disfrutéis!!!

Flores de sartén

Hoy vamos a preparar unas flores de sartén, muy típicas en mi casa desde pequeña. Recuerdo que muchos domingos mi madre preparaba la masa, y en un momento las teníamos listas para merendar. Eran una delicia y hoy cuando las como me transportan a muchas tardes de mi infancia.

Es una receta sencilla pero tienen sus trucos. La masa debe quedar con una textura líquida pero no en exceso. Esto lo veréis con la práctica. Es una textura parecida a la de la masa de las tortitas pero un poco más líquida.

Muy importante es también que el molde esté muy caliente antes de hacer las flores para que la masa se enganche perfectamente y no se caiga. Si al introducir el molde en la masa ésta no se queda sujeta al molde puede ser porque el molde no está lo suficientemente caliente o porque la masa esta demasiado líquida.

Respecto a este tema de la consistencia de la masa os diré que según estáis haciendo las flores, cada vez la masa cogerá más textura a medida que pasa el tiempo. Por tanto es conveniente no pasarse al poner harina porque después si no las flores quedarán demasiado gruesas y lo importante es que queden finas y crujientes.

Las dos primeras a veces suelen pegarse en el molde. No es una regla que se cumple siempre pero es muy probable. No os preocupéis, la despegáis con cuidado con un tenedor y la podéis freír igualmente. Puede que no quede tan perfecta pero se pueden comer igualmente.

My importante también es que la masa la pongáis en un recipiente que aguante el calor porque recordad que el molde estará muy caliente y suele estar hecho de hierro o un material similar.

Y por último, el aceite donde freiréis las flores debe tener temperatura pero no en exceso porque las flores son my finas y si esta caliente en exceso se pondrán muy tostadas enseguida pero no se cocinarán de manera correcta. En cuanto al aceite que debeis usar yo os recomiendo o un aceite de girasol o un aceite de oliva normal, son lo que más temperatura aguantan y creo que funcionan bien para este tipo de frituras. Además no quedan nada sucios y lo podéis volver a utilizar para hacer, por ejemplo, unas rosquillas.

¡Vamos a por ellas!

Receta de Flores de sartén

Ingredientes

(para 12 flores)

  • 250 ml de leche
  • 2 huevos
  • Unas gotitas de esencia de vainilla
  • 185 gr de harina de repostería
  • Aceite para freír
  • Azúcar blanca

Preparación

  • Ponemos todos los ingredientes en un recipiente, excepto el azúcar blanca, y mezclamos bien con unas varillas hasta obtener una mezcla homogénea.

  • Mientras que reposa un poco nuestra masa preparamos el resto de material que necesitaremos. Por un lado dos cazos que tendrán aceite. El cazo donde meteremos el molde deberá tener suficiente aceite para cubrirlo. Y el recipiente donde vamos a freír las flores también debe cubrirlas para que se cocinen de manera homogénea.
  • Pondremos además un plato donde dejaremos la flor escurrir una vez la hemos sacado de la sartén.
  • Y por último un recipiente hondo con el azúcar blanca donde rebozaremos las flores cuando hayan escurrido y estén aun calientes para que el azúcar se quede bien adherida.

  • Para preparar una flor sacamos el molde ya caliente del aceite y dejamos que escurra el exceso. Lo metemos en el recipiente donde tenemos la masa pero sin que se llegue a rebosar porque si no, no saldrá del molde. Y por último, metemos el molde con la masa en el cazo donde tenemos preparado el aceite para freír.

  • Giramos un poco el molde dentro del cazo para ayudar a que se desprenda y una vez que esté fuera del molde, volvemos a meter este en el cazo para mantenerlo caliente.

  • Dejamos que se fría bien la flor y cuando esté tostada la sacamos al plato que teníamos preparado para escurrir. Después la pasamos por el azúcar. Ya la tendremos lista.
  • Repetimos esta operación hasta que se nos termine la masa.

Espero que las disfrutéis!!!

Maki sushi de aguacate, cangrejo y pepino

El sushi es uno de los platos más conociados de la cocina japonesa. El término “sushi” se aplica a todos los platos que tienen sumeshi (arroz avinagrado), que es un ingrediente principal en la preparación del plato de hoy.

Lo más complicado casi es preparar el arroz, pero como habéis visto en la receta de “Arroz para sushi” no tiene tantas dificultades como parece.

Vamos a necesitar una esterilla de bambú, preferiblemente. Las podemos encontrar en cualquier establecimiento hoy en día. Pero si no queréis comprarla hasta comprobar que os habéis enganchado a este plato (os aseguro que os enganchareis), podéis utilizar un trapo limpio, de los que no tienen pelusa. De lino o algodón y lo metéis en una bolsa zip igual que haremos con la esterilla.

Hay diferentes tipos de sushi: Nigiri sushi, tamaki, oshi, temaki… y por supuesto maki que es lo que vamos a preparar hoy. El maki sushi es un rollito hecho a base de alga nori y servido de 6 en 6.

Receta de Maki de aguacate, cangrejo y pepino

Ingredientes

(para dos personas)

  • 200 gr de arroz para sushi
  • Dos algas nori
  • Wasabi en pasta
  • 1/2 aguacate maduro cortado en palitos
  • Medio pepino cortado en palitos sin semillas
  • 3 palitos de cangrejo cortado en tiras
  • Una esterilla de bambú
  • Hojas de lechuga

Preparación

  • Lo primero que vamos a hacer es meter la esterilla en una bolsa de alimentación. También podéis envolverla en papel film. Esto lo hacemos principalmente porque el arroz para sushi es bastante pegajoso y así nos aseguramos de que no se queda enganchado a la esterilla y nos resultará más fácil manipular el rollo.
  • Colocamos el alga nori con el lado brillante hacia abajo sobre la esterilla. Yo en estos rollitos he utilizado el alga entera, pero en otras ocasiones la corto a la mitad para que las piezas salgan más pequeñas.
  • Ahora extendemos un poco de wasabi sobre el alga nori con los dedos, en la parte mas próxima a nosotros. O si lo preferís lo podéis hacerlo sobre el arroz. Ojo sin pasarse.
  • Con las manos humedecidas colocamos arroz sobre el alga nori, dejando un reborde de 2 cm en el extremos más alejado de nosotros. Siempre que vayamos a manipular el arroz lo haremos con las manos humedecidas. Lo extendemos bien por el alga.
  • Ahora colocamos los ingredientes sobre el arroz. En la parte mas cercana a nosotros.
  • Para hacer el rollito, empezamos a enrollarlo por el extremos más cercano a nosotros con ayuda de la esterilla. Vamos levantando la esterilla a medida que vamos enrollando y ejerciendo presión suavemente para que quede compacto y no se rompa al cortarlo. Vamos avanzando y enrollando a la vez que seguimos ejerciendo presión hasta terminar el rollo.
  • No os preocupéis si se os sale algún ingrediente por los extremos porque podéis ir metiéndolo de nuevo con cuidado.
  • Para cerrarlo, humedecemos con agua el extremos que hemos dejado sin arroz y lo pegamos.
  • Aquí os dejo un video donde podéis ver la técnica con más facilidad.

  • Una vez hemos realizado nuestro maki sushi, procederemos a cortarlo en 6 piezas iguales. Para ello debemos humedecer la hoja del cuchillo. Cortamos el rollo a la mitad y después cada mitad en 3 partes iguales.
  • Para servirlo es aconsejable ponerlos sobre unas hojas de lechuga limpias porque si no se quedarán pegados al plato.
  • Lo servimos acompañado de salsa de soja, jengibre encurtido y un poco de wasabi.

Espero que lo disfrutéis!!!

Arroz para sushi

El arroz es uno de los alimentos principales de la dieta japonesa. Es un alimento que no falta nunca en la mesa. Existen dos variedades de arroz: la índica y la japónica.

La japónica, originaria de Japón, es un arroz de grano corto y redondo, que si seguimos la manera original de cocinarlo, después de cocido debe quedar apelmazado y algo pegajoso. Hoy en dia existen arroces para sushi en el mercado, pero yo utilizo arroz SOS porque no siempre ha habido esta facilidad de encontrar este tipo de arroces y con éste, el arroz para sushi queda fenomenal.

Y no es algo que decidiera yo un día probando diferentes arroces. Simplemente es el que usaba mi amigo Takushi, la persona que me enseñó a elaborar este plato. Digo yo que comiéndolo y cocinándolo todos los dias, algo sabría del tema.

Así que si no encontráis un arroz especial no os preocupéis.

Receta de arroz para sushi

(para 12 makis)

Ingredientes

  • 200 gr de arroz
  • Agua
  • 5 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 c. s. de azúcar
  • 1/2 c. s. de sal

Preparación

  • Colocamos el arroz en un bol y lo lavamos muy bien. Escurrimos y repetimos la operación hasta que el agua salga completamente limpia. Más o menos unas 6 ó 7 veces.
  • Una vez que lo tenemos limpio, lo ponemos en un cazo metálico que tenga una tapa que cierre perfectamente. Si no tenéis un recipiente así, no pasa nada, podéis cerrarlo cubriendo cuando se indique con un papel de aluminio y presionando los bordes para que no salga nada de vapor.
  • Añadimos al arroz el 20 % más de agua que de arroz. En mi caso como tengo 200 gr de arroz, añadiré 240 gr de agua. Esta fórmula siempre es así.

  • Ponemos el cazo a fuego fuerte, destapado y dejamos que llegue a ebullición. Cuando empiece a hervir lo cerramos herméticamente (bien con su tapa o bien como he explicado anteriormente)
  • Cocemos a fuego fuerte durante 2 minutos y después bajamos a fuego medio otros 10 minutos. No debemos levantar la tapa en ningún momento.
  • Pasado este tiempo, retiramos el cazo del fuego, quitamos la tapa y tapamos con un trapo limpio. Lo dejamos reposar tapado 10 minutos.
  • Mientras preparamos la mezcla de vinagre, azúcar y sal. Podemos calentar levemente el vinagre para que se disuelvan mejor los otros ingredientes, pero recordar que después debe estar frio para añadirlo al arroz.

  • Pasados los 10 minutos de reposo, extendemos el arroz en un recipiente que no sea metálico con una pala de madera. Si tenemos una bandeja de madera o un cuenco de bambú podemos hacerlo ahí.
  • En este momento iremos añadiendo nuestra mezcla de vinagre, azúcar y sal, a la vez que vamos moviendo el arroz de izquierda a derecha y al revés, para separar el arroz y que se enfríe. Nos ayudaremos para enfriarlo de una abanico, con esto además conseguiremos el arroz quede brillante.

  • Recordad que para manipularlo es imprescindible tener las manos mojadas porque si no se quedará pegado. Así como a los utensilios que necesitéis.
  • Reservamos el arroz hasta que lo vayamos a utilizar fuera de la nevera.

Espero que lo disfrutéis!!!

Cupcakes bigotudos de chocolate

Hoy vamos a hacer un desayuno o merienda muy especial para esos padres que se merecen un bocado rico y saludable. Por supuesto es una receta para que os ayuden los peques de la casa porque no tiene mucha dificultad. Esta receta la encontré en el blog de María Lunarillos y cuando la hice me resultaron unos bizcochos tan esponjosos que tenía que compartirlos con vosotros. ¡Vamos allá!

Receta de Cupcakes bigotudos

Ingredientes (para 14 uds.)

Para los cupcakes:

  • 112 gr de harina de repostería
  • 170 gr de azúcar blanca
  • 40 gr de cacao en polvo
  • 3/4 c.c. de levadura química
  • 3/4 c. c. de bicarbonato
  • 1/2 c. c. de sal
  • 1 huevo L
  • 140 gr de yogur griego
  • 70 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 1 c. s. de pasta de vainilla
  • 12o ml de agua hirviendo

Para el buttercream:

  • 225 gr de mantequilla pomada
  • 150 gr de azúcar glas
  • 1 c. c. de pasta de vainilla
  • 2 c. s. de nata para montar

Para los bigotes:

  • Chocolate negro de cobertura

Preparación

  • Calentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo y preparamos los moldes y las cápsulas. Yo he escogido unas cápsulas marrones pero podéis usar las que vosotros queráis. Las metemos dentro de los moldes como siempre que hacemos magdalenas.

  • Ahora tamizamos la harina, el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal y lo juntamos con el azúcar blanco. Reservamos.
  • Aparte mezclamos el huevo, el yogur griego, la vainilla y el aceite.

  • Añadimos esta mezcla a los ingredientes secos y removemos con unas varillas hasta que la mezcla esté homogénea.
  • En este momento incorporamos el agua hirviendo poco a poco hasta terminarla. Nos quedará una masa más bien liquida.
  • Rellenamos nuestras cápsulas hasta la mitad (esto es muy importante) y metemos en el horno unos 15 minutos.
  • Cuando estén listos (pinchamos con un palillo y este saldrá limpio), sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

  • Para preparar el buttercream, ponemos la mantequilla en pomada en un recipiente y con unas varillas batimos hasta que esté suave.
  • Añadimos el azúcar glas poco a poco sin dejar de batir hasta tener una crema blanquecina y muy sedosa. En ese momento incorporamos la vainilla y la nata y seguimos batiendo hasta incorporar por completo los ingredientes.

  • Metemos la crema en una manga pastelera y decoramos los cupackes. Este proceso hay que hacerlo cuando los cupcakes hayan enfriado casi por completo.

  • Para hacer los bigotes, derretimos el chocolate en el microondas o al baño María. Metemos en una manga y dibujamos bigotes sobre una hoja de papel sulfurado. Dejamos que solidifique y colocamos sobre nuestros cupckaes. Podéis ponerle incluso nariz y ojos como han hecho mis hijos. Y ya están listos para comer.

Espero que los disfrutéis!!!