Maki sushi de aguacate, cangrejo y pepino

El sushi es uno de los platos más conociados de la cocina japonesa. El término “sushi” se aplica a todos los platos que tienen sumeshi (arroz avinagrado), que es un ingrediente principal en la preparación del plato de hoy.

Lo más complicado casi es preparar el arroz, pero como habéis visto en la receta de “Arroz para sushi” no tiene tantas dificultades como parece.

Vamos a necesitar una esterilla de bambú, preferiblemente. Las podemos encontrar en cualquier establecimiento hoy en día. Pero si no queréis comprarla hasta comprobar que os habéis enganchado a este plato (os aseguro que os enganchareis), podéis utilizar un trapo limpio, de los que no tienen pelusa. De lino o algodón y lo metéis en una bolsa zip igual que haremos con la esterilla.

Hay diferentes tipos de sushi: Nigiri sushi, tamaki, oshi, temaki… y por supuesto maki que es lo que vamos a preparar hoy. El maki sushi es un rollito hecho a base de alga nori y servido de 6 en 6.

Receta de Maki de aguacate, cangrejo y pepino

Ingredientes

(para dos personas)

  • 200 gr de arroz para sushi
  • Dos algas nori
  • Wasabi en pasta
  • 1/2 aguacate maduro cortado en palitos
  • Medio pepino cortado en palitos sin semillas
  • 3 palitos de cangrejo cortado en tiras
  • Una esterilla de bambú
  • Hojas de lechuga

Preparación

  • Lo primero que vamos a hacer es meter la esterilla en una bolsa de alimentación. También podéis envolverla en papel film. Esto lo hacemos principalmente porque el arroz para sushi es bastante pegajoso y así nos aseguramos de que no se queda enganchado a la esterilla y nos resultará más fácil manipular el rollo.
  • Colocamos el alga nori con el lado brillante hacia abajo sobre la esterilla. Yo en estos rollitos he utilizado el alga entera, pero en otras ocasiones la corto a la mitad para que las piezas salgan más pequeñas.
  • Ahora extendemos un poco de wasabi sobre el alga nori con los dedos, en la parte mas próxima a nosotros. O si lo preferís lo podéis hacerlo sobre el arroz. Ojo sin pasarse.
  • Con las manos humedecidas colocamos arroz sobre el alga nori, dejando un reborde de 2 cm en el extremos más alejado de nosotros. Siempre que vayamos a manipular el arroz lo haremos con las manos humedecidas. Lo extendemos bien por el alga.
  • Ahora colocamos los ingredientes sobre el arroz. En la parte mas cercana a nosotros.
  • Para hacer el rollito, empezamos a enrollarlo por el extremos más cercano a nosotros con ayuda de la esterilla. Vamos levantando la esterilla a medida que vamos enrollando y ejerciendo presión suavemente para que quede compacto y no se rompa al cortarlo. Vamos avanzando y enrollando a la vez que seguimos ejerciendo presión hasta terminar el rollo.
  • No os preocupéis si se os sale algún ingrediente por los extremos porque podéis ir metiéndolo de nuevo con cuidado.
  • Para cerrarlo, humedecemos con agua el extremos que hemos dejado sin arroz y lo pegamos.
  • Aquí os dejo un video donde podéis ver la técnica con más facilidad.

  • Una vez hemos realizado nuestro maki sushi, procederemos a cortarlo en 6 piezas iguales. Para ello debemos humedecer la hoja del cuchillo. Cortamos el rollo a la mitad y después cada mitad en 3 partes iguales.
  • Para servirlo es aconsejable ponerlos sobre unas hojas de lechuga limpias porque si no se quedarán pegados al plato.
  • Lo servimos acompañado de salsa de soja, jengibre encurtido y un poco de wasabi.

Espero que lo disfrutéis!!!

Arroz para sushi

El arroz es uno de los alimentos principales de la dieta japonesa. Es un alimento que no falta nunca en la mesa. Existen dos variedades de arroz: la índica y la japónica.

La japónica, originaria de Japón, es un arroz de grano corto y redondo, que si seguimos la manera original de cocinarlo, después de cocido debe quedar apelmazado y algo pegajoso. Hoy en dia existen arroces para sushi en el mercado, pero yo utilizo arroz SOS porque no siempre ha habido esta facilidad de encontrar este tipo de arroces y con éste, el arroz para sushi queda fenomenal.

Y no es algo que decidiera yo un día probando diferentes arroces. Simplemente es el que usaba mi amigo Takushi, la persona que me enseñó a elaborar este plato. Digo yo que comiéndolo y cocinándolo todos los dias, algo sabría del tema.

Así que si no encontráis un arroz especial no os preocupéis.

Receta de arroz para sushi

(para 12 makis)

Ingredientes

  • 200 gr de arroz
  • Agua
  • 5 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1 c. s. de azúcar
  • 1/2 c. s. de sal

Preparación

  • Colocamos el arroz en un bol y lo lavamos muy bien. Escurrimos y repetimos la operación hasta que el agua salga completamente limpia. Más o menos unas 6 ó 7 veces.
  • Una vez que lo tenemos limpio, lo ponemos en un cazo metálico que tenga una tapa que cierre perfectamente. Si no tenéis un recipiente así, no pasa nada, podéis cerrarlo cubriendo cuando se indique con un papel de aluminio y presionando los bordes para que no salga nada de vapor.
  • Añadimos al arroz el 20 % más de agua que de arroz. En mi caso como tengo 200 gr de arroz, añadiré 240 gr de agua. Esta fórmula siempre es así.

  • Ponemos el cazo a fuego fuerte, destapado y dejamos que llegue a ebullición. Cuando empiece a hervir lo cerramos herméticamente (bien con su tapa o bien como he explicado anteriormente)
  • Cocemos a fuego fuerte durante 2 minutos y después bajamos a fuego medio otros 10 minutos. No debemos levantar la tapa en ningún momento.
  • Pasado este tiempo, retiramos el cazo del fuego, quitamos la tapa y tapamos con un trapo limpio. Lo dejamos reposar tapado 10 minutos.
  • Mientras preparamos la mezcla de vinagre, azúcar y sal. Podemos calentar levemente el vinagre para que se disuelvan mejor los otros ingredientes, pero recordar que después debe estar frio para añadirlo al arroz.

  • Pasados los 10 minutos de reposo, extendemos el arroz en un recipiente que no sea metálico con una pala de madera. Si tenemos una bandeja de madera o un cuenco de bambú podemos hacerlo ahí.
  • En este momento iremos añadiendo nuestra mezcla de vinagre, azúcar y sal, a la vez que vamos moviendo el arroz de izquierda a derecha y al revés, para separar el arroz y que se enfríe. Nos ayudaremos para enfriarlo de una abanico, con esto además conseguiremos el arroz quede brillante.

  • Recordad que para manipularlo es imprescindible tener las manos mojadas porque si no se quedará pegado. Así como a los utensilios que necesitéis.
  • Reservamos el arroz hasta que lo vayamos a utilizar fuera de la nevera.

Espero que lo disfrutéis!!!

Sachertorte

La tarta Sacher, en alemán Sachertorte, es un clásico dentro de la repostería. Se trata de dos partes de bizcocho de chocolate y mantequilla. Entre ellas lleva una mermelada de albaricoque. Después aparece cubierta con una capa de glaseado de chocolate que permite que permanezca jugosa durante más tiempo.

La receta original de la Sacher es todo un misterio puesto que se guarda en un lugar secreto y solo está permitido comerciarla en dos locales emblemáticos vieneses: el Hotel Sacher, de los herederos del creador de la tarta, y la pastelería Demel.

No obstante puedes encontrar multitud de recetas en libros, en webs, en recetarios personales de cocina…Yo te animo a que pruebes esta y que la degustes con una maravillosa crema chantilly (nata montada con azúcar) que es la forma más tradicional de comer esta tarta.

Receta de Tarta Sacher

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 3 claras
  • 3 yemas
  • 50 gr de harina de repostería
  • 5 gr de levadura química en polvo
  • 55 gr de mantequilla en pomada
  • 55 gr de azúcar glas
  • 55 gr de harina de almendra
  • 80 gr de chocolate negro (70% cacao)
  • 35 gr de azúcar
  • 170 gr de mermelada (tradicionalmente se usa de albaricoque pero puedes poner la que más te guste)

Para el glaseado

  • 150 gr de chocolate negro para cobertura
  • 150 gr de nata
  • 30 gr de mantequilla

Preparación

  • Tamizamos la harina y la levadura y reservamos.
  • En un bol ponemos la mantequilla en pomada con el azúcar glas (tamizada) y batimos con las varillas hasta formar una crema.
  • A continuación incorporamos las yemas sin dejar de batir.
  • Una vez tenemos integradas las yemas a la crema de mantequilla y azúcar glas, incorporamos la harina de almendras y el chocolate negro que habremos fundido al baño María.

  • Es hora de montar las claras. Haremos una merengue con las claras y el azúcar. Lo incorporaremos en dos o tres tandas de manera envolvente para que no se baje y conserve la esponjosidad de las claras montadas.
  • Por último, echaremos a la mezcla la harina y la levadura que habíamos tamizado y teníamos reservada. Mezclaremos tambien con movimientos envolventes.

  • Una vez tenemos incorporadas las claras, vertemos la mezcla en un molde engrasado y metemos en el horno precalentado a 175º C, calor a arriba y abajo, durante 30 minutos aproximadamente. O hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.

  • Dejamos templar un poco fuera del horno y en cuanto podamos, desmoldamos y dejamos enfriar totalmente el bizcocho sobre una rejilla.
  • Una vez tengamos el bizcocho frío lo cortamos por la mitad para terminar nuestra tarta Sacher.
  • Para ello calentaremos la mermelada que hayamos elegido. Yo he puesto mermelada de fresa y le he incorporado unas frambuesas para darle un toque más especial. Si tiene muchos trozos trituramos con la batidora y la vertemos aun caliente sobre el bizcocho, ya que así empapará más. Pondremos solo la mitad de la mermelada, con el sobrante pincelaremos la otra mitad del bizcocho hasta que quede bien empapado.

  • Ahora prepararemos el glaseado. Para ello pondremos la nata a calentar y cuando esté a punto de ebullición la verteremos en el recipiente donde tengamos el chocolate troceado y la mantequilla en pomada. Dejaremos reposar unos minutos hasta que el chocolate se haya fundido.

  • Es el momento de bañar nuestro bizcocho. Verteremos una primera capa y alisaremos bien la superficie con una espátula. No os preocupéis si el bizcocho no esta perfecto porque justamente esta primer baño sirve para tapar imperfecciones. Podemos poner debajo de la rejilla un papel de horno y así podréis aprovechar el chocolate que rebose del bizcocho. Metemos en el frigorífico y dejamos mínimo 10 minutos para que endurezca el chocolate.
  • Sacamos la tarta de la nevera y le damos un segundo baño con el glaseado que habremos calentado ligeramente al baño María. Es importante que lo calentéis lo justo porque si lo hacemos durante mucho rato se separará la grasa y no quedará una mezcla uniforme.
  • Una vez que hemos dado el último baño ya podéis decorar la tarta. Tradicionalmente se suele poner la palabra Sacher o varias letras “s” alrededor con el mismo glaseado una vez que ha endurecido. Yo la he decorado con mi nombre porque es la tarta que me he hecho para mi cumpleaños.

Espero que la disfrutéis!!!

Briouats de pollo

Hoy vamos a acercarnos a la gastronomía de nuestros vecinos de Marruecos con un plato muy típico de esta zona. Estos bocaditos de masa brick rellenos tienen multitud de opciones, tanto en rellenos dulces como salados. Yo os propongo una receta que me enseñó a preparar mi amiga Rkia cuando vivía en Barcelona. Por supuesto que supongo que no será la única que encontréis pero aquí os muestro cómo me enseñó a prepararla ella.

Si quereis que una vez terminada luzca un poco mas festiva, podéis espolvorear un poco de azúcar glas y almendra molida por encima y quedarán realmente llamativas.

Receta de Briouats de pollo

Ingredientes

(20 unidades)

  • 2 cuartos traseros de pollo
  • 1 paquete de hojas de masa brick
  • 1 cebolla
  • 1/2 c.c. de jengibre en polvo
  • 1/2 c. c. de cúrcuma molida
  • 1 c. c. de canela molida
  • 1 rama de canela
  • 2 c. s. de perejil picado
  • 2 c. s. de cilantro picado
  • Almendra semitostada molida
  • Azúcar glas
  • Agua de azahar
  • Un poquito de mantequilla
  • Un huevo

Preparación

  • En una cazuela con un chorrito de aceite y una cucharada sopera de mantequilla caliente ponemos la cebolla cortada en juliana. Cuando esté tierna y dorada, ponemos el pollo salpimentado.
  • A continuación, incorporamos la canela en rama, la canela molida, la cúrcuma y el jengibre molido. Damos unas vueltas para que las especias se impregnen con el resto de alimentos e incorporamos agua hasta cubrir el pollo. Dejamos cocer alrededor de una hora hasta que el pollo esté cocido y la carne se desprenda fácilmente del hueso.

  • Una vez que tenemos el pollo cocido, lo sacamos de la olla y separamos el caldo de la carne. El caldo lo debemos guardar, de hecho no tenemos que dejar en ningún caso que el guiso se quede seco porque necesitaremos el caldo para hidratar el relleno de las briouats.
  • Deshuesamos el pollo y reservamos. Si hemos dejado enfriar el caldo podemos desgrasarlo antes de incorporarlo al pollo. Mezclamos bien el caldo con el pollo de manera que nos quede la carne jugosa pero no con exceso de líquido.
  • A continuación le incorporamos el cilantro y el perejil picado, el agua de azahar al gusto, y rectificamos de sal y de canela si fuera necesario. Debe tener sabor, no solo a pollo si no que debemos notar las especias y las hierbas.

  • Una vez que tenemos el relleno listo podemos empezar a preparar nuestro paquetitos. En la mesa disponemos todos los ingredientes: las laminas de masa brick, el huevo batido con un pincel, la almendra molida y el azúcar glas.
  • Cortamos la masa brick por la mitad y después cada mitad de nuevo en dos. Para cada briouat utilizaremos dos partes unidas una continuación de la otra que pegaremos con un poco de huevo batido.
  • Cerca del extremo de la masa colocamos una cucharada sopera del relleno y le ponemos por encima almendra molida y azúcar glas. Pintamos el extremo con el huevo batido y vamos doblando la masa de manera que siempre nos quede un triangulo. Como se muestra en las imágenes. Segun vamos doblando, vamos pintando con el huevo para que se quede pegada la masa.

  • Una vez que hemos llegado al final de la masa, para que la briouat quede mas bonita, meteremos el extremo que sobra por el hueco que queda en el triángulo, como cuando cerramos un sobre. Si es necesario cortar un poco para que entre mejor lo podemos hacer con unas tijeras. Pintamos bien con huevo y metemos la masa.

  • Vamos colocando los paquetitos sobre un papel de hornear. Si no queremos cocinarlas todas en el momento podemos congelarlas en crudo. Las ponemos sobre papel de horno y las metemos en una bolsa zip. Cuando queramos sacarlas no es necesario descongelar para cocinarlas, lo podemos hacer directamente.
  • Pero si queremos cocinarlas podemos hacerlo o bien fritas en abundante aceite o bien como yo las hago que es al horno. Calentamos el horno a 170ºC, calor arriba y abajo, pintamos con huevo por ambos lados las briouats y las horneamos hasta que estén doradas y crujientes. Cuando cojan color por un lado le damos la vuelta con cuidado para que se doren y cocinen por el otro.
  • Servimos calientes bien así segun salen del horno o espolvoreando por encima un poco de almendra molida y azúcar glas.

Espero que lo disfrutéis!!!

Bollitos suecos de moras y arándonos

Ahora que ya estamos en temporada de moras, vamos a preparar unos bollitos que son parecidos al brioche pero con un suculento sabor a cardamomo que no dejará de sorprenderos. Yo he combinado las moras con unos arándanos pero podéis no hacerlo. Estos bollitos de procedencia sueca se parecen, según mis hijos, a unos cerebros cuando aun no están horneados, pero están realmente deliciosos sobre todo recién hechos.

Receta de Bollitos suecos con moras y arándanos

Ingredientes

(para 4 bollos)

  • 185 ml de leche templada
  • 1 huevo grande
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 c. c. de semillas de cardamomo molidas
  • 5 gr de levadura química
  • 80 gr de azúcar blanca
  • 25 gr de mantequilla fundida
  • 400 gr de harina común de trigo
  • 30 gr de azúcar integral de caña

Para el relleno:

  • 200 gr de moras y arándonos
  • 30 gr de azúcar blanco muy fino
  • 1 lima (también podéis usar una naranja)

Preparación

  • En primer lugar mezclaremos la levadura con la leche hasta que la levadura esté bien disuelta y reservaremos.
  • Para conseguir el polvo de cardamomo, aplastamos los granos con el mortero, quitamos la cáscara y machacamos las semillas hasta convertirlas en polvo finito.
  • A continuación en un recipiente hondo, batimos el huevo con la pizca de sal y los 100 gramos de azúcar, los 25 gr de mantequilla fundida y el cardamomo.
  • A continuación añadimos la leche con la levadura y 250 gr de harina. Seguimos moviendo hasta tener una mezcla homogénea.
  • Añadimos el resto de la harina y seguimos amasando a mano para darle uniformidad a la masa. Una vez que tenemos la masa lista, la dejamos en un cuenco cubierto con un trapo para que repose aproximadamente una hora o hasta que haya doblado su volumen y tenga burbujitas.

  • Mientras que tenemos la masa reposando ponemos las moras y los arándanos en un cuenco. Rallamos la piel de la lima y la ponemos sobre la fruta junto con el zumo de la misma. Aplastamos un poco las frutas con un tenedor o un pasapurés y dejamos reposar.

  • Cuando tengamos lista la masa, espolvoreamos harina sobre la encimera y ponemos la masa. La estiramos hasta tener una especie de rectángulo u ovalo de un dedo de grosor.
  • Ahora tendremos que poner el relleno y como está húmedo se nos pegará la masa en las manos. Deja a mano un recipiente con harina por si lo fueras a necesitar. Con una espumadera cogemos la mitad de las frutas dejando que escurra el zumo, y las ponemos en el centro del rectángulo de masa. Ahora doblamos los extremos opuestos de la masa hacia la centro como si fuera un sobre, y hacemos la misma operación con los contrarios. Pero antes de hacerlo pondremos otro puñadito de frutas sin zumo sobre el pliegue anterior (tal y como se ve en la fotografía).

  • Una vez que tengamos listo el sobre intentamos estirarlo un poco a lo largo y lo cortamos en cuatro partes. Después cada una de estas partes las enrollamos sobre si mismas para que quede una especie de nudo gordo.
  • Colocamos estos nudos sobre una bandeja de horno cubierta con papel, dejando espacio entre ellas para que puedan crecer. Hacemos un hoyo con los dedos en el centro de los bollitos e introducimos la fruta restante hundiéndolos bien en la masa, regamos con el liquido que nos quede en el cuenco y espolvoreamos con el azúcar de caña. Cubrimos con un papel film y dejamos reposar para que fermenten en un sitio templado unos 20 minutos, mientras que calentamos el horno.

  • Calentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo. Cuando hayan pasado los 20 minutos o los bollitos hayan subido, los metemos en el horno y los cocemos durante unos 20 ó 25 minutos o hasta que estén dorados y crujientes.
  • Una vez cocinados lo mejor es servirlos calientes. Los podéis comer solos, acompañados de helado o espolvorearlos con un poco de azúcar glas.

Espero que los disfrutéis!!!

Crepes de espárragos, setas y pollo

Receta de Crepes de espárragos, setas y pollo

Ingredientes

(4 crepes)

Para las crepes:

  • 1 huevo
  • 110 gr de harina de repostería
  • 220 gr de leche
  • 2 gr de sal
  • 1 c.s. de mantequilla fundida

Para el relleno:

  • 20 espárragos
  • 12 setas shiitake
  • 2 filetes de pollo
  • 150 ml de nata para cocinar
  • Un trozo de queso azul

Preparación

  • Para preparar la masa de las crepes, ponemos todos los ingredientes en un recipiente y los mezclamos bien hasta que quede una masa homogénea y sin grumos. Dejamos reposar mínimo media hora. Si hace mucho calor reposará en la nevera.
  • Mientras que reposa la masa comenzaremos a hacer el relleno. Cortamos los espárragos en trozos pequeños y los salteamos en una sartén.
  • A continuación haremos lo mismo con las setas. Las cortaremos en tiras y las saltearemos en una sartén.
  • Salpimentamos los filetes de pollo y los hacemos a la plancha con un chorrito de aceite. Cuando se enfríen, los cortamos en trocitos pequeños del tamaño de las verduras. Juntamos todos los ingredientes y los reservamos.
  • Para hacer la salsa que acompañará los crepes, ponemos la nata y el queso azul en un cazo hasta que el queso se derrita. La cantidad de queso dependerá de nosotros y lo que nos guste el queso azul.

  • Para preparar las crepes necesitaremos una buena sartén antiadherente. La engrasamos con un poco de aceite con un papel de cocina, no debe tener exceso de aceite.
  • Calentamos la sartén y cuando haya tomado temperatura vertemos el líquido de crepes en el centro de la sartén, y mientras con la otra mano vamos girando la sartén hasta que la masa cubra toda la base.
  • Bajamos un poco la temperatura y dejamos cocinar uno 2 minutos o hasta que los bordes empiecen a levantarse. Cogemos con cuidado por los bordes y le damos la vuelta. También podemos hacerlo con una espátula. Doramos otro minuto por el otro lado y retiramos. Para mantenerlas calientes yo las meto dentro de un trapo limpio de algodón. Tambien se pueden mantener calientes metiéndolas en una papel film. Repetimos el proceso hasta terminar la masa.
  • Para montar el plato solo tenemos que poner el relleno caliente en un extremo de la crepe y cubrir con un poco de salsa de queso. Enrollamos la crepe y ponemos un poco de salsa por encima o a un lado para poder mojarla. Esto es opcional. Repetimos este proceso con todas las crepes.

Y ya están listas para servir. Si os sobra alguna crepe podéis guardarla en papel film en la nevera y calentarla en la sartén cuando vayáis a consumirla.

Espero que la disfrutéis!!!

Fideos de judia mungo con salsa tahini

Quería preparar un plato con estos fideos que en casa nos encantan. En este caso son fideos de judía mungo o soja verde. Es una legumbre que no debe confundirse con la verdadera soja. Es una de las leguminosas más nutritivas y se caracteriza por su fácil digestión. Estas judías se utilizan comúnmente en la cocina china y también en otras cocinas asiáticas. Las podéis encontrar tanto en brotes como en fideos.

Podéis utilizar también para esta receta fideos vermicelli, fideo celofán o incluso hacerla con fideos soba.

Algo muy especial de esta receta es la salsa que la acompaña aunque puede resultaros algo diferente si no estáis acostumbrados está realmente rica. Sobre todo por el sabor que le da el aceite de sésamo y el toque de limón. Si no sois muy fans de este aceite podéis sustituirlo por aceite de girasol y os quedará una salsa más suave.

Receta de Fideos de judia mungo con salsa de tahini

Ingredientes

(para dos raciones)

  • 50 gr de fideos de mungo
  • 30 gr de setas variadas (siitake, shimeji, enoki…podeis encontrarlas en supermercados, frescas o deshidratadas)
  • 10 tomates cherry
  • 3 rodajas de berenjena
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolleta tierna
  • 3 ramas de cilantro fresco

Para la salsa:

  • 3 c. s. de aceite de sésamo o de girasol
  • 3 c. c. de tahini (pasta de sésamo)
  • 6 c. s. de zumo de limón
  • 3 c. s. de miel
  • 6 c. s. de salsa de soja

Preparación

  • Primero preparamos las verduras. En una sartén con un chorrito de aceite de sésamo o de girasol, ponemos las rodajas de berenjenas y la zanahoria cortada en diagonal hasta que se cocinen. A mí me gusta dejarlas un poquito al dente. Si veis que se doran demasiado no añadimos más aceite, ponemos un chorrito de agua y se cocinarán con el vapor.
  • Cuando estén cocinadas, las retiramos e incorporamos las setas que habremos cortado en juliana. Retiramos cuando estén listas. La berenjena la cortaremos en cuadraditos cuando esté fría.
  • Cortamos la cebolleta también en juliana y la pochamos en la misma sartén.
  • Por último, pondremos los tomates cortados por la mitad en la sartén y los saltearemos, un par de minutos. Reservamos.

  • Para preparar la salsa ponemos todos los ingredientes menos el aceite en un recipiente alto. Mezclamos con la batidora a velocidad lenta y vamos añadiendo el aceite en hilo (poco a poco) hasta que la salsa se haya emulsionado y el aceite incorporado.
  • Para cocinar los fideos a mi me gusta hacerlo de la siguiente manera. Caliento agua en una cazo y cuando está hirviendo la pongo sobre los fideos que los tengo en un recipiente y los cubro. Los separo con ayuda de un tenedor y los dejo unos 5 minutos hasta que están blandos pero consistentes. No me gusta cocerlos en agua porque si te descuidas un segundo se cocinan de más y se echan a perder.

  • Una vez que tenemos todo preparado, vamos a juntar los ingredientes. En la sartén donde hemos preparado la verdura ponemos los fideos con un par de cucharadas soperas de la salsa y lo mezclamos.
  • A continuación incorporamos las verduras y ponemos un poquito más de salsa, pero no en exceso y mezclamos todo bien.
  • Cuando vayamos a servir, espolvoreamos un poco de cilantro picado por encima y estarán listos para comer.

Espero que lo disfrutéis!!!

Ensalada de lentejas al estilo marroquí

Esta es una ensalada que me enseñó a hacer una compañera de trabajo cuando vivía en Barcelona. Estoy segura de que en Marruecos como en España, existen muchas variedades de esta ensalada dependiendo de la zona en la que se viva. Yo os aseguro que esta es una ensalada que os sorprenderá por lo rica y suave que resulta, además de ser refrescante para esta época del año. En estos dias de calor hay mucha gente que deja de comer legumbres por no hacerlas guisadas como lo hacemos en invierno, pero las ensaladas son una opción magnifica y muy saludable.

Receta de Ensalada de lentejas al estilo marroquí

Ingredientes

(para 2 personas)

  • 120 gr de lentejas
  • 1 trozo de pimiento rojo
  • 1 trozo de pimiento verde gordo
  • Medio tomate rosa
  • Media cebolla tierna (o morada)
  • Unas ramas de cilantro
  • El zumo de medio limón grande
  • 1/2 c. c. de comino molido
  • Sal, aceite y pimienta

Preparación

  • Lo primero que haremos es cocinar las lentejas. Podéis utilizar unas lentejas ya cocidas si vais con un poco más de prisa. A mí me gusta cocerlas yo porque así las dejo al punto, y no se deshacen. Yo utilizo lenteja pardina pero podéis utilizar las que más os gusten. Las ponemos en una cazuela con abundante agua y un poco de sal y las dejáis cociendo hasta que estén a vuestro gusto. Una vez cocidas, las escurrimos y las reservamos mientras que enfrían.
  • Ahora picamos las verduras. Es importante que quitemos los nervios blancos al pimiento antes de cortarlo. Cortaremos el pimiento rojo, el verde, el tomate y la cebolla en cuadraditos bastante pequeños para que podamos coger un poco de todo cuando los juntemos con nuestra lenteja que es pequeña.

  • Juntamos todas verduras en un bol y picamos las hojas de cilantro. La cantidad que ponemos de cilantro es un poco al gusto. Es importante que den sabor pero sin que sepa en exceso solo a la hierba porque mataría los otros sabores.
  • En este momento aliñaremos las verduras con la sal, el aceite de oliva, el comino en polvo, la pimienta negra molida y el zumo de limón. Este último lo pondremos poco a poco. Si no es necesario no lo pondremos todo.

  • Por último añadimos las lentejas a las verduras y removemos para que se mezclen bien todos los ingredientes. Si es necesario volver a aliñar ligeramente este es el momento. Dejamos enfriar la ensalada en la nevera antes de servir. Es importante que la consumamos en el día o como mucho al día siguiente porque el tomate suelta bastante agua y no queda igual de rica pasados los días.

Espero que la disfrutéis!!!

Dim sum de carne

El dim sum es un aperitivo asiático que curiosamente se sirve acompañado de té, bebida tan importante como la comida. Existen múltiples variedades de este aperitivo cocinado al vapor (también podemos disfrutar de su versión frita). Lo podemos encontrar relleno de carne, verduras, marisco e incluso en formato dulce.

Parece algo complicado por su aspecto pequeño y recogido, tipo mini empanadilla, pero cuando hayáis hecho los primeros veréis que es divertido.

Podéis encontrar esta receta y muchas más interesantes en el libro de Ibán Yarza, PAN CASERO (Larousse)

Receta de Dim Sum de carne

(para 10 unidades)

Ingredientes

Masa

  • 200 gr harina de repostería
  • 100 gr de agua
  • 10 gr de azúcar
  • 2 gr de sal
  • 5 gr de levadura fresca del panadero (1,5 de levadura seca)

Relleno

  • 200 gr de carne picada de ternera o cerdo
  • 1/2 cebolla picada
  • 1 diente de ajo
  • Un chorrito de miel
  • Un chorrito de salsa de soja
  • Pimienta negra

Preparación

  • Para realizar la masa de los dim sum, mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea pero más bien seca. Esto es muy importante, que la masa se pueda manejar pero esté seca porque al ser un cocinado al vapor veréis que en el resultado se nota.
  • Tapáis la masa y la dejáis reposando durante unos 45 minutos, pero no es necesario que doblen su volumen.

  • Mientras que la masa está reposando podéis ir preparando la carne para el relleno. En una sartén con un chorrito de aceite ponemos a pochar la cebolla y cuando esté lista, añadimos la carne picada y subimos el fuego. Cuando la carne esté cocinada añadimos el resto de ingredientes al gusto.

  • Cuando la masa ya haya fermentado, la dividimos en trozos de unos 30 gramos. Formamos unas bolas y las estiramos con el rodillo. Debemos dejarlas muy finas sobre todo por los extremos. Si nos resulta complicado hacerlo con el rodillo, podemos hacerlo con los dedos.
  • Una vez que tenemos estirada una bola, colocamos una cucharada de relleno en el interior y cerramos la masa haciendo pequeños pliegues como si fuera una empanadilla. Debemos apretar cada pliegue para que quede bien sellado y así vamos girando el bollo hasta terminarlo. A mí los extremos me han quedado un poco gruesos pero iré mejorando.
  • Una vez que lo tengamos listo lo depositamos encima de un trocito de papel de cocina que habremos cortado con anterioridad.
  • Una vez que tenemos todas nuestras bolitas preparadas, las dejamos reposar encima de los papeles unos 35 ó 40 minutos para que se esponjen un poquito. Después las cocemos al vapor unos 10 minutos. En una vaporera normal podéis hacerlo. Cuando hayan pasado los 10 minutos, es importante que dejemos reposar los dim sum dentro de la vaporera sin abrirla, porque esto haría que los bollos se desinflasen. Los dejamos reposar un minuto tapados.
  • Es importante comerlos calientes y los podemos comer solos o acompañados con un poquito de salsa de soja.

Espero que los disfrutéis!!!

Tacos de bacalao, pico de gallo y crema agria

Los tacos son un plato fantástico por la versatilidad que tienen a la hora de rellenarlos. Yo hoy os propongo unos de pescado con dos ingredientes tambien muy típicos como son el pico de gallo y la crema agria. Muy sencillos de preparar si tenemos todos los ingredientes listos y que resultan deliciosos.

También vamos a preparar las tortillas pero podéis encontrarlas en el mercado si no queréis elaborarlas vosotros, aunque os recomiendo que lo hagáis porque no os llevará mucho tiempo y son realmente sencillas.

Para el pescado

Ingredientes

  • 150 gr de bacalao en filete (podemos usar otro pescado)
  • El zumo y la ralladura de media lima
  • Aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • Harina de trigo duro para rebozar
  • Chile en polvo si los quereis picantes
  • Sal y pimienta

Preparación

  • Cortamos el filete de bacalao en trozos.
  • Con el resto de ingredientes preparamos un aliño y metemos el pescado dentro. Si es bacalao, lo dejaremos una media hora para que se marine, si es otro tipo de pescado más firme podemos dejarlo durante más tiempo.
  • Pasada la media hora, rebozaremos el pescado en la harina y lo freímos. Reservamos caliente.

Para el Pico de gallo

Ingredientes

  • Un tomate maduro
  • Un ramillete de cilantro
  • Media cebolla
  • El zumo de media lima
  • Sal

Preparación

  • Picamos el tomate, la cebolla y el cilantro y lo ponemos en un recipiente.
  • Incorporamos el zumo de lima y la sal. Reservamos.

Para la Crema agria

Ingredientes

  • 100 ml de nata para montar (35 gr M.G.)
  • El zumo de medio limón (1 cucharada sopera y media)
  • Una c. s. de vinagre de vino blanco

Preparación

  • Ponemos en un cuenco la nata y le añadimos el zumo de limón. Mezclamos todos bien y dejamos reposar hasta que veamos que empieza a tomar textura.
  • Removemos para homogeneizar la mezcla e incorporamos el vinagre. Volvemos a mezclar y dejamos reposar hasta la hora de servir.

Para las tortillas: (4 uds)

Ingredientes

  • 100 gr de harina integral de trigo
  • 60 gr de agua
  • Sal

Preparación

  • Ponemos todos los ingredientes en un bol y los mezclamos hasta conseguir una masa homogénea.
  • Envolvemos la masa en papel film y dejamos reposar mientras que recogemos y preparamos la sartén.
  • Ponemos a calentar una sartén antiadherente sin aceite.
  • Sacamos nuestra masa del film y hacemos un rulo. Lo cortamos en cuatro partes y hacemos cuatro bolas.
  • Estiramos las bolas con el rodillo hasta conseguir una tortilla. La ponemos en la sartén unos cuatro minutos por cada lado. Una vez cocinada la guardamos en un paño limpio para que se conserve caliente. Repetimos el procedimiento con el resto de la masa.

Una vez que ya tenemos todas las elaboraciones listas (pescado, pico de gallo, crema agria y las tortillas), podemos empezar a montar los tacos. Para acompañarlos podemos poner en el fondo alguna verdura en juliana (repollo, lombarda, lechugas, cebolla tierna…), y después ponemos el pescado, el pico de gallo y terminamos con la crema agria. Veréis que la combinación es deliciosa. Si además habéis optado por elaborar los tacos picantes, la crema agria es un gran aliado para refrescaros.

Espero que la disfrutéis!!!