Barras de pan

Hoy vamos a preparar unas barras de pan muy sencillas y que quedan realmente profesionales. Las descubrí un dia en una cuenta maravillosa, Bake-street, donde podéis encontrar muchísimas mas recetas de pan. Todo muy bien explicado. Os recomiendo que la visitéis.

Estas barras están hechas con un polish. El pan se puede hacer utilizando diferentes métodos y usando diferentes tipos de fermentos para conseguir esa maravillosa miga, aromática y sabrosa, y por supuesto, un exterior crujiente. En este caso el polish es un fermento líquido donde la cantidad de agua y la de harina suele ser siempre la misma. Este polish ayuda que la masa sea mas extensible y además le da un gusto muy suave.

Lo más importante como siempre antes de ponerse a hacer una receta es leerla con atención. Esto lo digo siempre pero en este caso es muy importante porque son varios procesos que no son complicados, pero que requieren de vuestra atención desde el principio.

Receta de Barras de pan

Ingredientes

Para el polish:

  • 180 gr de harina de fuerza
  • 180 gr de agua
  • 0,2 gr de levadura seca ó 0,6 gr de levadura fresca

Para la masa:

  • 490 gr de harina de fuerza
  • 265 gr de agua
  • 1,8 gr de levadura seca ó 5,4 gr de levadura fresca
  • 13 gr de sal

Preparación

Preparación de la polish (la noche de antes)

  • En un recipiente ponemos la harina y la mezclamos con el agua y la levadura. Si es fresca la desmenuzamos bien en el agua antes de mezclarla. Como la cantidad de levadura es muy pequeña y no todos tenemos básculas tan específicas, podemos hacerlo de la siguiente manera. Pesamos un gramo en la báscula y lo dividimos en cinco partes más o menos iguales, y nos quedamos con una de esas partes y le añadimos una pizca de otra de las partes.
  • Lo tapamos con un trozo de papel film y lo dejamos reposando durante toda la noche, a temperatura ambiente. En verano como hace mucho calor, es mejor hacer este proceso dentro de la nevera.

Preparación de las masa (al día siguiente):

  • A la mañana siguiente ya tendremos nuestra polish preparada. Lo primero que haremos es realizar la autólisis. Para ello mezclamos con las manos la harina con el agua. Nos quedará una mezcla muy seca, pero no pasa nada mientras que no queden restos de harina. Hay que dejar que repose esta mezcla tapada con papel film durante 60 minutos. La autólisis se realiza para retrasar el amasado y dar tiempo a las proteínas de la harina a desarrollar por completo el gluten. Así logramos una masa con una estructura adecuada antes de empezar a darle elasticidad, y eso nos ayudará a manejarla con más facilidad. Cuando hidratamos las harina las proteínas empiezan a trabajar en su trabajo de fermentación. Esto nos ayudará a que la masa final sea mas elástica y podamos manejarla mucho mejor. Mejorando además la estructura final de las barras. Si tenéis mucha prisa podéis ahorraros este paso.

  • Pasado este tiempo, mezclaremos toda la polish con la masa y con la levadura. Mezclaremos con las manos hasta que todo esté bien integrado y por último añadiremos la sal.
  • Cuando tengamos una masa mas o menos homogénea, pasaremos a trabajarla a una mesa de trabajo limpia. No añadiremos harina para trabajarla.
  • Alternaremos amasados con reposos. Amasaremos durante 2 ó 3 minutos y dejaremos reposar unos 5 ó 6 minutos. En total amasaremos entre 15 y 20 minutos sin contar los reposos. Utilizaremos el amasado llamado duro porque esta masa debido a su textura, no nos dejará realizar otro tipo de amasado. Este amasado consiste en estirar la masa y después meterla para dentro. En este video podéis visualizar el amasado del que os hablo.
  • Ahora empezaremos con la primera fermentación, también llamada en bloque. Para ello engrasaremos un recipiente con aceite y pondremos la masa. Tapamos con un trapo limpio y dejamos reposar a temperatura ambiente (unos 21ºC aproximadamente) durante aproximadamente 4 horas, o hasta que la masa haya doblado su tamaño.
  • Pasado este tiempo vamos a iniciar el formado de las barras. Volcamos la masa en una mesa ligeramente enharinada y la cortamos en tres partes más o menos homogéneas. Si quereis podéis pesarlas pero si las manejáis demasiado podemos perder el levado que conseguimos con la fermentación en bloque.
  • Cogemos cada tercio y con cuidado estiramos un poco hacia los lados obteniendo más o menos un rectángulo. Después doblaremos la masa por el lado más largo hacia el centro. Damos la vuelta a la masa y doblamos el otro extremo hacia el centro intentando no desgasificar demasiado la masa.
  • Haremos este procedimiento con las tres partes de masa. Las iremos colocando sobre la mesa enharinada y la cubriremos con papel film. Dejaremos que reposen durante 20 minutos.
  • Pasados estos 20 minutos ya podemos proceder a formar las barras.
  • Cogemos una pieza de masa y la colocamos en una superficie ligeramente enharinada. Cogemos el extremo superior y lo vamos doblando hacia el centro. Así hasta que hayamos enrollado la pieza sobre si misma y sellamos bien cuando terminemos.
  • El pliegue ahora debe quedar en contacto con la mesa de trabajo. Ahora para hacer una barra, colocamos las manos sobre la masa y vamos deslizando a la vez hasta conseguir una barra de un tamaño que nos quepa en el horno. En los extremos haremos unos picos si nos apetece.

  • Según vayamos teniendo las barras formadas las iremos colocando sobre un paño limpio cubierto bien de harina. O si queremos sobre papel de horno espolvoreado con harina. Y haremos unos pliegues entre las barras para que no se peguen entre ellas.
  • Las dejaremos reposar tapadas con un trapo hasta que las barras hayan aumentado de volumen, pero no doblarán su volumen. Más o menos entre 1 hora y 1 hora y media. Si ponemos el dedo sobre las barras y se recupera la forma de manera lenta, la masa estará lista.

Horneado de las barras de pan

  • Para el horneado de las barras procedemos de la siguiente manera. Calentamos el horno a 220ºC con calor arriba y abajo. Lo ideal es hacerlo al menos durante unos 25 ó 30 minutos. También es importante poner las barras dentro del horno sobre una superficie que esté caliente. Hay gente que tiene una piedra de hornear y las pone a calentar cuando calientan el horno. Los que no contamos con esta opción usamos otros trucos. Yo pongo una bandeja de horno (como las que se usan para poner las galletas) justo en el momento que enciendo el horno, así cuando el horno esté con la temperatura ideal, la bandeja también lo estará.
  • Otro tema importante para que nuestras barras se horneen de manera correcta es que debemos crear vapor en el horno. Esto hace que no se forme una costra inmediatamente sobre nuestras barras y permite que la miga se expanda. Cuando quitemos el vapor, será cuando podremos hacer que la parte exterior de las barras se cocine. Para crear vapor yo lo que hago es poner en la base del horno una bandeja metálica, debajo de la bandeja donde pondré el pan. Cuando metamos el pan, con cuidado y una pinza, sacamos un poco la bandeja y vertemos agua (unos 200 ml.). Cerraremos rápidamente la puerta del horno y el vapor se quedará dentro haciendo su trabajo.
  • Pasamos con cuidado las barras a una bandeja con papel de hornear. Yo he colocado dos y después horneé la tercera porque no me cabían en el horno las tres. Justo en el momento antes de hornear y no antes debemos greñar las barras. Esto es, hacerle unos cortes sobre la superficie para que se expandan por ahí y no se abran por otras zonas. El corte hacerlo con una cuchilla o con un cuchillo de sierra. Los cortes deben ser rectos no inclinados y de medio centímetro aproximadamente.

  • Metemos las barras en el horno, dejándolas sobre la bandeja que tenemos caliente dentro. Rápidamente echamos el agua en el recipiente metálico y cerramos la puerta. Horneamos con vapor durante 10 minutos. Debemos hacerlo lo más rápido posible para no perder calor en el horno.
  • Pasados estos diez minutos, abrimos el horno y sacamos, con mucho cuidado de no quemarnos, el recipiente que teníamos con el agua.
  • Seguimos horneando durante 10 minutos a la misma temperatura.
  • Por último, horneamos a 190 ºC unos 5 minutos con el aire (en caso de que nuestro horno tenga esta opción) para que la corteza quede un poco más crujiente.
  • Sacamos las barras y dejamos enfriar sobre una rejilla. Repetimos el proceso con la tercera barra.
  • Estas barras son ideales para comerlas en el día. Pero aguantan fenomenal para el día siguiente. Si es que llegan claro….

Espero que las disfrutéis!!!

Coca de sardinas

Receta de Coca de Sardinas

Ingredientes

(para una coca para dos personas)

  • 230 gr de harina
  • 110 ml de agua
  • 15 gr de levadura fresca
  • 1 cebolla
  • Pimientos rojos asados en tiras
  • Alcaparras
  • Aceitunas negras sin hueso
  • Sardinas limpias en lomos
  • Ajo
  • Orégano
  • Huevo
  • Aceite, sal y pimienta

Preparación

  • Para preparar la masa de la coca, en el agua templada disolvemos la levadura fresca. Después introducimos el resto del agua y lo vamos añadiendo poco a la harina hasta conseguir una masa homogénea. Debemos añadir además en este proceso de amasado la sal (2 gr), el aceite de oliva (1 cucharada sopera) y la pimienta.
  • Una vez que tenemos lista la masa, la dejaremos reposar tapada unos 30 minutos para que la masa fermente bien.
  • Mientras la masa fermenta prepararemos el resto de ingredientes. La cebolla la cortaremos en juliana finita, y la sofreiremos ligeramente en una sartén pero sin llegar a cocinarla del todo. Se terminará en el horno.
  • Cortamos las aceitunas en rodajas y los pimientos en tiras.
  • Y limpiaremos bien de espinas nuestros lomos de sardinas.

  • Para finalizar, aplastamos la masa para desgasificarla y le damos forma de coca. Con un grosor de entre 4 y 5 milímetros. La pintamos con una brocha con el huevo batido.
  • Añadimos todos los ingredientes y la metemos en el horno precalentado a 180º calor arriba y abajo durante unos 20 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está dorada.

  • Y ya estaría lista para comer.

Espero que la disfrutéis!!!

Panecillos de maíz

Recetas de Panecillos de maíz

Ingredientes

(Para 6 panecillos)

  • 125 gr de harina de trigo
  • 125 gr de harina de maíz
  • 1 c. s. de azúcar
  • 1/2 c. c. de sal
  • 240 ml de leche
  • 2 huevos
  • 1 c. s. de levadura química
  • 2 c. s. de aceite de oliva

Preparación

  • Mezclamos los ingredientes secos en un recipiente hasta que estén bien integrados.
  • Aparte batimos los huevos y los mezclamos con la leche y con el aceite de oliva. Incorporamos esta mezcla en el bol donde teníamos los ingredientes secos. Mezclamos todo bien hasta tener una mezcla homogénea de textura semilíquida.
  • Ponemos el horno a calentar a 180ºC calor arriba y abajo.
  • En un molde de silicona como el que os muestro, ponéis un trozo cuadrado de papel de horno y rellenáis con la masa resultante. Unicamente poned 2/3 de la masa. También podéis hacer un pan individual poniendo la masa en un molde engrasado de 20 cm.
  • Horneáis los panecillos durante 20 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio.
  • Una vez fuera, sácalos del molde y sírvelos templados.

Estos panecillos son perfectos tanto para acompañar guisos o sopas, como para tomarlos en el desayuno con una deliciosa mermelada.

También podéis ponerle antes de meterlos en el horno un poco de queso rallado del que más os guste y quedarán deliciosos.

Espero que os gusten!!!

Pizza de coliflor con tomate y rúcula

Ya sabéis que el invierno es temporada de coliflor y aunque podéis encontrar en el mercado todo el año, es ahora cuando debemos aprovechar para cocinar con ella porque es cuando se encuentra en su mejor momento.

Es un alimento con muy poco aporte calórico ya que está compuesto principalmente por agua. Pero es una muy buena fuente de fibra, vitaminas, acido fólico y minerales. Dependerá qué pongáis por encima de la base que la receta sea más o menos calórica.

Además gracias a su elevado contenido en agua y potasio y bajo aporte de sodio, consumir coliflor favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo.

Esta receta que voy a preparar hoy es un poco inusual porque la base de la pizza está hecha con la coliflor, es decir, no lleva ningún tipo de harinas. Por lo que es apta para celíacos.

Receta de Pizza de coliflor con tomate y rúcula

Ingredientes

(para una pizza pequeña)

  • 250 gr de coliflor (blanca en este caso)
  • 140 gr de mozzarella
  • 25 gr de queso rallado (del que más os guste)
  • 1 huevo
  • 1 tomate tigre
  • 1/4 de cebolla o cebolleta
  • Rúcula
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

Preparación

  • Precalentamos el horno a 180ºC
  • Cogemos los racimos de coliflor y los ponemos en el accesorio picador de la batidora. Si no tenéis este accesorio, los podéis rallar en un rallador.
  • Para quitar el exceso de agua de la coliflor, colocamos la especie de sémola que hemos obtenido al rallar o al triturar, en un paño limpio y apretamos hasta que escurra del todo. No saldrá agua a gotas, pero el paño se quedará mojado.
  • Volvemos a colocar la coliflor en un recipiente junto con la mozzarella cortada en trocitos, el huevo, el queso rallado, la sal y la pimienta al gusto. Mezclamos todos los ingredientes hasta que consigamos tener una mezcla homogénea.
  • Ponemos esta masa resultante en una hoja de papel vegetal y colocamos otra hoja encima de la masa. Extendemos la masa con ayuda de un rodillo.
  • Una vez estirada nuestra masa, le quitamos el papel que la cubría y la metemos al horno durante unos 15 minutos.
  • Pasado este tiempo la sacamos del horno y le colocamos por encima los tomates cortados en rodajas finas, la cebolla en juliana y la rúcula. Sazonamos al gusto y le ponemos un chorro de aceite de oliva. Volvemos a meter en el horno a 180ºC durante unos 10 ó 15 minutos más.
  • Sacar y dejar reposar antes de servir. La textura de esta pizza es blanda, tendréis que comerla con tenedor porque no se queda con la textura de pan.

Espero que la disfrutéis!!!

Espaguetis frutti di mare

Si hay una pasta que me vuelve loca sin duda es esta. Es un placer darse un festín con un plato de pasta como este. Un intenso sabor a marisco y la salsa justa la convierten en un plato perfecto y ligero.

Receta de Espaguetis frutti di mari

Ingredientes

  • Espaguetis para 4 personas
  • 300 gr de tomate rallado
  • 12 almejas grandes
  • 12 gambas crudas
  • 12 mejillones
  • 1 trocito de cazón o pescado de temporada
  • 3 calamares pequeños
  • 130 gr de vino blanco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • Sal, pimienta y perejil

Preparación

  • En una sartén con un chorrito de aceite sofreímos los dientes de ajos fileteados. Cuando estén dorados los retiramos y reservamos.
  • Cortamos la cebolla en cuadraditos pequeños (brunoise) y los sofreímos en el aceite donde hemos dorado los ajos.

  • Cuando tengamos la cebolla pochada añadimos el tomate rallado y las láminas de ajo. Dejamos que se cocine.
  • Cuando se haya cocinado el tomate rallado junto con la cebolla y el ajo, incorporamos a la sartén el vino blanco y dejamos hervir unos minutos para que se evapore el alcohol.
  • Mientras, pelamos las gambas, limpiamos los calamares y los troceamos en anillas.
  • Los mejillones los abriremos cocinándolos al vapor. Podéis guardar el agua de cocción de los mejillones colándola bien y después incorporar un poco a la sartén donde tenemos la salsa de tomate. Así se intensificará el sabor a marisco.
  • Las almejas las tendremos en agua hasta que las utilicemos para que suelten la arena que puedan tener.
  • Lo primero que pondremos en la sartén donde tenemos el tomate ya reducido son las anillas de calamar. Dejaremos que se cocinen unos 5 minutos, hasta que estén tiernos.
  • Después pondremos las almejas, las gambas, y el pescado. Tapamos la sartén para que las almejas se abran rápido y el resto de pescado no se cocine en exceso.
  • Cuando estén abiertas incorporamos los mejillones ya cocinados y salpimentamos nuestra salsa. Dejamos tapado para que mantenga el calor mientras que cocemos la pasta.
  • Cocemos la pasta siguiendo las instrucciones del paquete. Cuando la tengamos lista es muy importante que no la enfriemos pasándola por agua fría. Esto haría que perdiera el almidón y dificultaría que se pegara la salsa en los espaguetis. Además necesitamos que la pasta esté caliente porque este plato se sirve al momento. Debéis tener a los comensales sentados en cuanto saquéis los espaguetis de la olla.
  • Poned un puñado de espaguetis en el plato y servir la salsa con el marisco por encima. Espolvoread un poco de perejil y servid caliente.

Espero que la disfrutéis!!!

Panecillos para el bocadillo

Ya ha empezado el cole y empiezan las tardes de parque, las actividades después de las clases, los recreos… Y para coger energía a tope un bocadillo y a seguir corriendo.

Esta receta me la pasó una amiga y me gusta muchísimo porque son unos bollitos de pan que quedan blandos pero lo más importante, se pueden congelar con un resultado magnífico.

Una vez que se han enfriado sobre una rejilla, se meten en una bolsa para congelar. Solo tienes que dejarlos descongelar aproximadamente media hora y están perfectos para rellenar de lo que mas les guste a los peques.

Receta de Panecillos para el bocadillo

(14 unidades)

Ingredientes

Masa de arranque

  • 10 gr de levadura fresca de panadería (4 gr de levadura seca de panadería)
  • 40 gr de leche (de la que uséis normalmente)
  • 85 gr de harina de fuerza

Masa principal

  • 600 gr de harina de fuerza
  • 350 ml de agua
  • 25 gr de AOVE
  • 10 gr de sal
  • 15 gr de azúcar blanca

Preparación

*Para la masa de arranque:

  • Si hemos decidido usar levadura fresca la deshacemos en la leche completamente. Si por el contrario hemos decidido utilizar levadura seca la mezclamos con la harina.
  • Una vez que tenemos bien desmenuzada la levadura con la leche, incorporamos la harina y removemos hasta conseguir una masa homogénea. Le damos forma de bola y la metemos en un bol de manera que quede cubierta con agua. Si hemos utilizado levadura seca y la hemos mezclado ya con la harina, seguiremos el proceso anterior incorporando la leche.
  • Cuando flote en el agua ya estará lista para utilizar. Tardará entre 5 y 10 minutos.

*Para la masa principal

  • En un bol grande ponemos todos los ingredientes de la masa principal.
  • Sacamos del agua la bola de masa de arranque y la incorporamos al bol con el resto de ingrediente. Amasamos hasta conseguir una masa homogénea. Cubrimos con un paño limpio y dejamos reposar unos 60 minutos o hasta que doble su tamaño.
  • Una vez que la masa haya doblado su volumen ya esta lista para preparar los panecillos. Aplastamos la masa para quitarle el gas y la dividimos en porciones de unos 80 gramos o según queramos los panecillos.
  • hacemos unas bolitas metiendo los bordes hacia dentro como indico en las fotos. Le damos la vuelta dejando el pliegue en contacto con la mesa y con la palma de la mano y dándoles presión, redondeamos los bollitos.
  • Colocamos las bolas sobre una bandeja cubierta con papel de hornear y las aplastamos ligeramente. Tapamos con un paño limpio y dejamos reposar de nuevo unos 60 minutos o hasta que doblen su volumen.
  • Una vez que tenemos los molletes listos podemos hornearlos. Antes de hornear los espolvoreo con un poco de harina tamizada por un colador porque quedan muy bonitos. En horno precalentado a 175 ºC calor arriba y abajo, los tenemos aproximadamente unos 10 ó 12 minutos, dependiendo también de lo tostados que los queramos.
  • Los retiramos a una rejilla y los dejamos enfriar completamente antes de cortarlos. Si los quieres congelar debes hacerlo cuando estén completamente fríos como os he comentado al principio de la entrada.

Espero que los disfrutéis!!!

Galletas saladas con semillas de chia

Estas crakers o galletitas saladas son ideales como acompañamiento de cualquier paté, humus, guacamole, una deliciosa ensaladilla rusa, queso o simplemente solas.

En los supermercados podemos encontrar gran variedad de este tipo de galletas pero nada mas satisfactorio que hacerlas tú en casa. Además podrás personalizarlas con tus ingredientes favoritos (semillas de lino, de sésamo, escamas de sal…) o incluso utilizar diferentes tipos de harina. Os resultarán una maravilla.

Podéis hacer el doble de receta y guardarlas en un taper de vidrio o en una lata y así las tendréis a mano cuando las necesitéis.

Receta de Galletas saladas con semillas de chia

Ingredientes

(para unas 40 unidades pequeñas)

  • 125 gr de harina de fuerza
  • 2 gr de levadura química (1/2 c. c. )
  • 2 gr de azúcar (1/2 c. c. )
  • 2 gr de sal (1/2 c. c. )
  • 60 gr de leche entera
  • 15 gr de AOVE (2 c. s. )
  • 2 gr de semillas de chia (1 c. s. )
  • Pimienta negra molida

Preparación

  • Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  • En un recipiente mezclamos los ingredientes secos: harina, sal, azúcar, pimienta, las semillas de chia y levadura química. Mezclamos bien todos los ingredientes.
  • Incorporamos la leche y el aceite de oliva y mezclamos todo bien hasta obtener una masa homogénea y esponjosa. Si es necesario añadimos un poco mas de leche.
  • Hacemos una bola con la masa y dejamos reposar en la encimera mientras que recogemos todo lo que hemos utilizado.
  • Enharinamos ligeramente la mesa de trabajo y estiramos la masa con un rodillo. También podemos hacerlo sobre una lámina de papel de hornear.
  • Cuando hallamos conseguido una masa de un grosor de entre 2 ó 3 mm la tendremos lista.
  • Pinchamos la masa con un tenedor y cortamos triángulos irregulares.
  • Cubrimos una bandeja para el horno con papel de hornear y disponemos los triángulos de masa.
  • Horneamos durante unos 10 minutos o hasta que las galletas se doren ligeramente. No las horneéis demasiado porque quedarán duras. Si es necesario darles la vuelta con cuidado para que se horneen por ambos lados.
  • Dejamos enfriarlas completamente sobre una rejilla y después las guardamos en un recipiente hermético.

Espero que las disfrutéis!!!

Pan Naan

(Receta básica)

Seguro que alguna vez habéis ido a un restaurante Indio y os habéis acabado todo el pan que os han traído. Yo también. El pan naan es un pan que se come sin darse uno casi cuenta.

Es un pan plano bastante conocido y consumido en varias regiones de Asia Central y Asia del Sur. Es el acompañamiento de muchos platos e incluso lo utilizan a modo de cubierto para coger el alimento.

Está hecho con harina de trigo y levadura, y después hay bastantes variedades dependiendo de los ingredientes que contengan. Podéis encontrar pan con ajo, con sésamo negro, con queso…Yo hoy os traigo la receta del pan básico. Es una receta que funciona muy bien y se consigue un pan bastante parecido al que podemos encontrar en los restaurantes.

Normalmente este pan se cocina en un horno llamado tandoor o tandori. Es un horno con forma cilíndrica donde se cocinan los alimentos a altas temperaturas usando carbón. En la actualidad también se pueden encontrar este tipo de hornos funcionando con gas. Yo en casa lo cocino en una paellera de hierro que se calienta lo suficiente para hacer que el pan se pueda cocinar de manera correcta.

También veréis que se utiliza una mantequilla llamada ghee. Podéis hacerla vosotros mismos en casa, en este enlace os explico cómo es el procedimiento para prepararla y qué es el ghee. O podéis sustituirla por mantequilla normal sin sal.

Receta de Pan Naan

(Receta para 6 panes)

Ingredientes

  • 250 gr de harina de fuerza
  • 4,5 gr de levadura de panadero seca (ó 13,5 de levadura fresca de panadero)
  • 1 c. s. de miel
  • 125 ml. de agua
  • 1/2 c. s. de sal
  • 45 gr de ghee o de mantequilla sin sal
  • 3 c. s. de yogur

Preparación

  • En primer lugar vamos a mezclar en un recipiente la miel, la levadura y el agua templada. Mezclamos bien hasta que esté todo integrado y dejamos reposar entre 5 a 10 minutos. Hasta que la mezcla se vuelva espumosa en su superficie. En ese momento la tendremos lista para utilizar.
  • Si hemos optado por utilizar mantequilla normal sin sal, la derretimos en una sartén o en el microondas.
  • Mientras en un bol ponemos la harina, la sal, el yogur, la mantequilla derretida y la mezcla de levadura, agua y miel que teníamos reservada.
  • Mezcláis todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea. En caso de necesitar más agua podéis añadirla, pero amasad bien la mezcla antes de precipitaros a incluir más.
  • Una vez lista la masa, la sacáis del bol y la amasáis estirándola y metiéndola hacia dentro tal y como os indico durante unos 5 minutos. La masa al principio parecerá pegajosa pero según vais amasando veréis que se vuelve muy manejable. En ese momento debéis dejarla reposar en el bol enharinado y tapado con un paño durante 90 minutos.
  • Pasados los 90 minutos, cogemos nuestra masa y la dividimos en 6 partes.
  • Hacemos bolas y las estiramos con un rodillo en forma de óvalo o redondas hasta que tengan un grosor de 1/2 cm.
  • Calentamos una sartén a fuego fuerte y cocinamos los panes unos 5 minutos por cada lado. Veremos que se empiezan a inflar y le salen unas burbujas espectaculares. No os preocupéis si se tuestan de más, ese es el resultado.
  • Cuando los saquéis, los podéis pintar con un poco de mantequilla derretida y ponerles un poco de sal. Aunque así tal cual están ya listos para comer.

Espero que los disfrutéis!!!

Hornazo

En vista de que llega muy pronto la Semana Santa, hoy le voy a dedicar la entrada en el blog a un plato muy típico del pueblo de mi madre, el hornazo.

Este plato es típico de otras muchas otras regiones de España y en cada uno lo hacen a su manera. Pero tienen en común que se hacen en el horno (de ahí su nombre) y que es una masa enriquecida (con huevo, aceite…) Podríamos decir que es como una especie de empanada rellena de diferentes embutidos y a veces también de huevo.

En Salamanca es un producto de lo más típicos y representativos. De hecho desde el año 2004 es un alimento protegido como marca de garantía con la denominación de “Hornazo de Salamanca”.

La tradición es comerlo el Domingo de Resurrección en la que se reúnen familiares y amigos. También se hace de manera similar pero al lunes siguiente del Lunes de Pascua, llamado Lunes de Aguas.

Yo hoy os traigo la receta que hacía mi abuela. Ella se crió en un pueblo situado a 90 km de Salamanca que se llama Bañobárez. Cuando se vinieron a vivir a Madrid siguió haciendo los hornazos en casa. Yo la recuerdo horneando para toda la familia. Sin receta, de cabeza, tocando las masas a ver si estaban ya listas. Los cocía en el horno y después los dejaba reposar tapados con unos trapos de algodón que tenía y que había confeccionado con sacos donde antiguamente guardaban el azúcar, la sal o las legumbres. Ya que ellos tuvieron en su día un pequeño comercio en lo que era su casa. Pero esto fue hace muchísimo tiempo.

Ha sido mi madre la encargada de acompañarme en esta aventura, guiándome paso a paso en la elaboración de este plato tal y como lo hacia mi abuela. De memoria, sin apuntes de ningún tipo, sin libros. Solo observando la masa, esperando el tiempo necesario y volviendo a mirar. Así que esta es sin duda una receta muy familiar que ahora comparto con vosotros con la esperanza de que no caiga en el olvido y disfrutéis de ella como nosotros lo hemos hecho durante tantos años. Espero que so guste.

Nosotros como hemos sido siempre más de pan que de otra cosa, relleno ponemos poco porque lo que nos enloquece es ese pan tan rico, mojado con el jugo que suelta el embutido. Incluso hay alguno que sé que se encarga de hacer un repulgue (el borde y cierre del hornazo) bien gordito para luego poder mojarlo en el café. Así que siempre se aceptan variedades según los gustos de cada uno. Espero que os guste.

Receta de Hornazo

Ingredientes

  • 500 gr de harina de trigo
  • 1 huevo mediano
  • 7 gr de levadura de panadería seca
  • 150 ml de agua
  • 100 gr de aceite de oliva extra virgen
  • 6 gr de sal

Preparación

  • En un recipiente grande mezclamos la harina con la levadura seca hasta que esté todo bien integrado.
  • Calentamos ligeramente el agua y deshacemos la sal. Incorporamos a la masa y la mezclamos.
  • Vamos echando el aceite poco a poco y volvemos a amasar.
  • Por último, batimos el huevo y lo incorporamos con el resto de ingredientes. Mezclamos bien hasta tener una masa homogénea.
  • Ponemos la masa encima de la mesa de trabajo y la vamos amasando estirándola lejos de nosotros. Así durante unos 3 minutos aproximadamente. Hacemos una bola y la dejamos reposar en un sitio cálido tapada hasta que doble su volumen. Entre 1 hora y hora y media aproximadamente. Podéis hacer la prueba del dedo para comprobar el estado de la masa.
  • Mientras que la masa está reposando, vamos a ir preparando el relleno. Esto es un poco a voluntad y depende de los gustos. Nosotras le hemos puesto chorizo, salchichón, jamón serrano y lomo adobado. Las rodajas hay que cortarlas más bien gorditas.
  • Una vez cortadas, le damos una vuelta en la sartén tal y como hacia mi abuela. Y reservamos.
  • Una vez que la masa ha doblado su volumen ya la tenemos lista para formar el hornazo.
  • La amasamos levemente para desgasificarla y después la dividimos en dos partes. Una deberá ser más grande que otra ya que la base es más extensa que la tapa. Reservamos un trocito de masa porque nosotros en esta ocasión le hemos puesto un huevo y lo sujetaremos con esta masa.
  • Boleamos ambas partes y las dejamos reposar unos minutos hasta que se haga una pequeña costra. Esto es algo que apenas se aprecia. Simplemente debemos ver que el exterior se ha secado.
  • Para la base del hornazo, amasamos con el rodillo hasta tener el trozo de masa estirado dándole forma circular. La parte donde dejamos que se hiciera la “costra” la dejaremos de base del hornazo, y por el otro lado sera por donde colocaremos la carne.
  • Ponemos los trozos de carne encima de esta base, dejando libre un borde porque después debemos cerrar el hornazo.
  • Amasamos el otro trozo de masa también dándole forma circular y lo ponemos cubriendo el relleno a modo de tapa. En este caso, la parte de la costra sera la que toca la carne.
  • Y para cerrar ambas partes hacemos un repulgue como en una empanadilla. Poniendo una masa sobre la otra como os indico en la foto.

  • Ahora le ponemos el huevo crudo en el centro y lo sujetamos con los trozos de masa que hemos guardado.
  • Ya tenemos montado el hornazo. Lo tapamos con un trapo y lo dejamos reposar en un lugar cálido aproximadamente unos 30 minutos (esto dependerá de la temperatura que tengamos en casa). Para saber si está listo tocamos con la yema del dedo y cuando se haga una señal y esta desaparezca, ya está listo para hornear.
  • Muy importante antes de meterlo en el horno es hacer de nuevo el repulgue ya que con el levado observareis que casi ha desaparecido.
  • Calentais el horno a 175ºC calor arriba y abajo. Pintais con huevo batido el hornazo y lo meteis en el horno a altura media durante aproximadamente unos 30 minutos. Podeis poner una bandeja en el horno para que se caliente y despues dejar el hornazo sobre esta bandeja caliente.
  • Si veis que ya está cocido por arriba pero la base aún no está tostada, taparlo con papel y cambiar el modo del horno a calor solo en la base hasta que se cocine la base.
  • Pasado este tiempo lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en una rejilla. Estará listo si golpeamos la base y esta suena a hueco.
  • Para conservarlo, lo mejor es guardarlo en un paño una vez que haya enfriado.

Espero que lo disfrutéis!!!

Pitas

El pan de pita es un pan plano, fermentado de manera leve y hoy en día consumido internacionalmente. En muchos lugares se utilizan como cubierto, como plato, pueden ser con bolsillo como en este caso o sin el.

Estas pitas las cocinaremos a alta temperatura como nos indica Ibán Yarza en su libro “Pan casero” de donde he sacado la receta. El bolsillo de la pita se forma gracias al efecto del vapor que se genera dentro de la masa por el calor al evaporarse el agua de la masa. Y hace que la masa se infle.

Es importante que tengamos el horno bien caliente. Siguiendo la receta al pie de la letra funciona perfectamente. Debemos poner el horno a 250ºC con una bandeja dentro durante al menos 25 minutos. De esta manera cuando dejemos los panes sobre la bandeja caliente, el efecto del inflado será casi inmediato.

Este es un pan que se hace muy rápido porque tiene muy poca fermentación. En esta receta hemos puesto un poco de harina integral como indicaba Ibán Yarza, pero puedes usar las harinas que más te gusten. Una vez listas, envuélvelas en un paño para conservarlas durante más tiempo antes de rellenarla con lo que te apetezca.

Receta de Pitas

(8 unidades)

Ingredientes

  • 375 gr de harina panificable
  • 25 gr de harina integral
  • 250 gr de agua
  • 10 gr de azúcar
  • 5 gr de sal
  • 5 gr de levadura fresca (1,5 gr de levadura seca)

Preparación

  • Mezclamos todos los ingredientes hasta obtener una masa que al principio veremos que es muy pegajosa y se engancha a las manos. No os preocupéis, dejarla reposar 15 minutos y después su textura cambiará.
  • Después de estos 15 minutos de reposo la masa es mucho mas manejable. Si no es así debes incorporar más harina hasta que tenga una superficie lisa. En este momento amasamos la masa plegandola sobre si misma durante unos 5 minutos y obtendremos una masa muy manejable.
  • Dejamos que repose sobre la encimera durante 30 minutos y después la dividimos en porciones de 80 gramos. Esto es orientativo porque puedes hacerlas más pequeñas o incluso un poco más grandes. Dependerá del uso que quieras darle.
  • Boléalas haciéndolas girar sobre ellas mismas con la palma de la mano.
  • Después estíralas con un rodillo hasta conseguir que tengan aproximadamente 3 ó 4 mm de grosor.
  • Colocamos 4 pitas sobre un papel de horno y las dejamos reposar 15 minutos. Recordad que debéis tener el horno ya calentando a 250ºC y con una bandeja dentro a media altura.
  • Pasados los 15 minutos de fermentación de los panes, los metemos en el horno, deslizando el papel sobre la bandeja que tenemos caliente dentro. En aproximadamente 1 minuto o incluso menos, verás que empiezan a inflarse. Transcurrido unos dos minutos, debes darles la vuelta para que se cuezan por ambos lados.
  • Las sacamos del horno y las guardamos en un paño hasta que las vayamos a utilizar para mantenerlas tiernas. Tened cuidado al sacarlas porque sale vapor de agua caliente de los panes y podéis quemaros.
  • Ya están listas para abrir y rellenar de lo que más os guste.

Espero que la disfrutéis!!!