Pizza de coliflor con tomate y rúcula

Ya sabéis que el invierno es temporada de coliflor y aunque podéis encontrar en el mercado todo el año, es ahora cuando debemos aprovechar para cocinar con ella porque es cuando se encuentra en su mejor momento.

Es un alimento con muy poco aporte calórico ya que está compuesto principalmente por agua. Pero es una muy buena fuente de fibra, vitaminas, acido fólico y minerales. Dependerá qué pongáis por encima de la base que la receta sea más o menos calórica.

Además gracias a su elevado contenido en agua y potasio y bajo aporte de sodio, consumir coliflor favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo.

Esta receta que voy a preparar hoy es un poco inusual porque la base de la pizza está hecha con la coliflor, es decir, no lleva ningún tipo de harinas. Por lo que es apta para celíacos.

Receta de Pizza de coliflor con tomate y rúcula

Ingredientes

(para una pizza pequeña)

  • 250 gr de coliflor (blanca en este caso)
  • 140 gr de mozzarella
  • 25 gr de queso rallado (del que más os guste)
  • 1 huevo
  • 1 tomate tigre
  • 1/4 de cebolla o cebolleta
  • Rúcula
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

Preparación

  • Precalentamos el horno a 180ºC
  • Cogemos los racimos de coliflor y los ponemos en el accesorio picador de la batidora. Si no tenéis este accesorio, los podéis rallar en un rallador.
  • Para quitar el exceso de agua de la coliflor, colocamos la especie de sémola que hemos obtenido al rallar o al triturar, en un paño limpio y apretamos hasta que escurra del todo. No saldrá agua a gotas, pero el paño se quedará mojado.
  • Volvemos a colocar la coliflor en un recipiente junto con la mozzarella cortada en trocitos, el huevo, el queso rallado, la sal y la pimienta al gusto. Mezclamos todos los ingredientes hasta que consigamos tener una mezcla homogénea.
  • Ponemos esta masa resultante en una hoja de papel vegetal y colocamos otra hoja encima de la masa. Extendemos la masa con ayuda de un rodillo.
  • Una vez estirada nuestra masa, le quitamos el papel que la cubría y la metemos al horno durante unos 15 minutos.
  • Pasado este tiempo la sacamos del horno y le colocamos por encima los tomates cortados en rodajas finas, la cebolla en juliana y la rúcula. Sazonamos al gusto y le ponemos un chorro de aceite de oliva. Volvemos a meter en el horno a 180ºC durante unos 10 ó 15 minutos más.
  • Sacar y dejar reposar antes de servir. La textura de esta pizza es blanda, tendréis que comerla con tenedor porque no se queda con la textura de pan.

Espero que la disfrutéis!!!

Pizza de espárragos, salmón y queso de cabra

La masa de pizza que vamos a hacer hoy es una receta rápida y que da un resultado crujiente y muy sabroso. En casa hacemos pizza casi todos los domingos y no hace falta preparar la masa con mucha antelación. Con un horneado de aproximadamente 12 minutos puedes disfrutar de una pizza realmente deliciosa.

Para preparar esta masa utilizaremos una parte de harina de fuerza y otra de harina de centeno. La harina de fuerza es la que contiene un 12% de proteína y es la que usamos cuando hacemos masas enriquecidas con grasas, azúcares o para mezclar con otras harinas más flojas.

La harina de centeno que utilizo es una integral ecológica molida a la piedra que le dará a la pizza un color tostado y su peculiar sabor ácido. Podéis sustituir esta harina por cualquier otra harina integral o utilizar únicamente harina de fuerza blanca si lo preferís. El resultado también es muy satisfactorio, aunque la masa queda mas esponjosa.

Receta pizza de espárragos, salmón y queso de cabra

(para 4 personas)

Ingredientes para la masa

  • 170 gr de harina de fuerza
  • 80 gr de harina integral de centeno
  • 30 gr de aceite de oliva extra virgen
  • 7 gr de azúcar moreno
  • 110 gr de agua templada
  • 12 gr de levadura fresca
  • 2 gr de sal 

Ingredientes para el relleno

  • Espárragos 
  • Tomates cherry
  • Queso de cabra
  • Queso mozzarella rallada 
  • Tomate frito natural
  • Salmón ahumado
  • Orégano 

Preparación

  • Ponemos en un recipiente los dos tipos de harina y hacemos un agujero en el medio. 
  • Aparte mezclamos el agua, el azúcar, el aceite, la sal y la levadura y lo ponemos en el hueco que hemos hecho con las harinas. Mezclamos todo hasta obtener una masa homogénea.
  • A continuación amasamos la masa plegándola sobre sí misma como indico en la foto. Realiza este amasado durante unos cinco minutos.
  • Transcurrido este tiempo, déjala reposar en un cuenco tapada con papel film durante unos 45 minuto a una hora. Hasta que la masa haya doblado su volumen y cuando pongas el dedo quede la huella.

  • Una vez pasado este tiempo, quítale todo el volumen a la masa y extírala con un rodillo hasta tener la medida que quieras. La puedes dejar mas fina o un poco mas gruesa, como tu quieras.
  • Colócala sobre un papel de horno y empieza a ponerle los ingredientes.

  • Coloca el resto de ingredientes a tu gusto. Los espárragos es conveniente saltearlos previamente antes de disponerlos en la masa para que queden perfectamente cocinados después del horneado.
  • Una vez lista la masa, puedes introducirla en el horno precalentado a 220º C, únicamente la parte de abajo, colocándola en la zona media de tu horno. Para que el resultado sea mas óptimo es conveniente meter en el horno previamente a colocar la pizza, una bandeja para que se caliente y colocar la pizza directamente sobre esta bandeja caliente. Si dispones de una piedra de hornear, la colocas sobre la piedra caliente.
  • Hornea durante aproximadamente 12 minutos o hasta que la masa esté dorada por la base.

Espero que la disfrutéis!!!