Crema de calabaza y leche de coco

Hoy vamos a preparar una crema muy sabrosa con un producto de temporada tan versátil como es la calabaza de invierno.

La calabaza es un fruto muy nutritivo, rico en betacaroteno y otros carotenoides y también en almidón. Su carne puede ser utilizada tanto para hacer platos salados como dulces, dado el sabor y la consistencia de su pulpa una vez cocinada.

También utilizamos comino en esta receta. Es una especie cuyo aroma se debe a una sustancia muy poco corriente, el cuminaldehído, que es pariente cercano de las almendras amargas. Y otorga unas notas frescas en contraste con el dulzor de la calabaza.

Usaremos cebolla morada que tiene un sabor mas suave que la blanca. Contiene pocas calorías y múltiples propiedades para el corazón y para otras enfermedades provocadas por los agentes oxidativos dado su contenido en flavonoides.

Receta de Crema de calabaza y leche de coco

Ingredientes

  • 800 gr de calabaza troceada
  • 1 cebolla morada
  • 100 ml de leche de coco
  • 20 gr de mantequilla
  • 1/2 c. c. de comino molido (o en grano)
  • 2 c. s. de aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta
  • Caldo vegetal o agua

Preparación

  • Cortamos la cebolla en trocitos y la ponemos en una cazuela con el aceite y la mantequilla*. Pochamos.
  • Cuando tengamos pochada la cebolla, añadimos la calabaza troceada y salteamos unos cinco minutos. 
  • Si vamos a utilizar granos de comino, antes de utilizarlo debemos tostarlo unos minutos en una sartén sin nada de aceite. Y después molerlo en un mortero. Si por el contrario utilizamos comino molido, lo incorporamos en este momento a la cazuela, antes de poner el caldo.
  • A continuación vertemos el caldo vegetal o agua hasta cubrir la calabaza. Salpimentamos. Dejamos cocer hasta que la calabaza esté tierna. Es importante poner la cantidad justa de caldo sin pasarnos para que la crema no quede muy líquida. Debemos tener en cuenta que aun tenemos que añadir la leche de coco.

  • Cuando la calabaza esté tierna, retiramos del fuego y trituramos con la batidora. Incorporamos la leche de coco y dejamos cocinar unos dos minutos. Y lista para comer. Para servir, decorar con un chorrito de leche de coco y un poco de comino molido.

Espero que la disfrutéis!!!

*La mantequilla la utilizamos junto con el aceite para que no se queme.

*Si hacéis la crema de un día para otro y la dejáis en el frigorífico, cuando la vayáis a utilizar estará mas espesa. Es debido a la leche de coco, se espesa al enfriar. Si la ponéis a calentar recuperara su textura original.