Galletas multiojos monstruosas

Esta semana seguimos con otra receta de Halloween que podéis hacer con vuestros hijos porque no tiene mucha complicación y quedan rechulas.

Se trata de unas galletas de mantequilla muy fáciles de hacer y que podéis preparar con los niños porque solo tendrán que echar ingredientes, mezclar y hacer bolitas

Lo que resulta un poco más laborioso son los ojos, pero no es necesario que los hagáis, podéis comprarlos ya preparados. Aunque yo os recomiendo que los preparéis tambien vosotros porque es muy divertido.

Vamos a ello.

Receta de Galletas multiojos monstruosas

Ingredientes

(20 galletas)

  • 180 gr de harina repostería
  • 160 gr de azúcar blanca
  • 1 huevo
  • 150 gr de mantequilla blanda
  • 8 gr de levadura química
  • Una pizca de sal
  • 1/2 c. s. de aroma de caramelo (podéis poner vainilla, extracto de limón, naranja o nada)
  • Colorantes alimentarios en gel
  • Ojos de azúcar (receta)

Preparación

  • En un recipiente ponemos la mantequilla blanda junto con el azúcar, y batimos con la batidora hasta conseguir una crema y veamos que el azúcar se ha integrado totalmente.
  • Una vez tenemos la crema lista incorporamos el huevo y la esencia de caramelo y volvemos a mezclar con una espátula.
  • A continuación ponemos la mitad de la harina, la sal y la levadura. Mezclamos
  • A continuación vamos poniendo el resto de la harina hasta conseguir una masa más bien húmeda pero no pegajosa. Si la tocamos estará blanda pero no se pegará en los dedos.
  • Ponemos en la mesa de trabajo un trozo de papel film y encima vamos echando la masa. Cerramos el paquete y dejamos nuestra masa reposar mínimo dos horas en la nevera.
  • Una vez pasado este tiempo y que la masa está dura, la sacamos y la dividimos en 3 partes.
  • Es hora de colorear nuestros monstruos. Yo he elegido estos colores pero podemos hacerlo como mas nos gusten. Es preferible que sean colorantes en gel porque van mejor para teñir masas. Hay que tener en cuenta que debemos dejar las masas con unos colores muy intensos puesto que luego al hornear las galletas pierden color.
  • Hacemos trocitos de masa de unos 30 gr. , hacemos bolitas con ellos y después los aplastamos.
  • Horneamos las galletas a 170º C, calor arriba y abajo, durante unos 10 minutos a media altura.
  • Dejamos enfriar y decoramos con los ojos de azúcar.
  • Para que los ojos se queden pegados, les ponemos un poco de agua con un pincel y situamos sobre la galleta. Parece que no se pegan pero si esperáis un rato a que se sequen, quedarán perfectos y no se moverán.
  • Y ya están listos para pasar un desayuno divertidísimo con estas galletas multiojos.
  • Si os sobran trocitos de masa podéis juntar tres colores y hacer galletas tricolor. O poner una bola de un color dentro y rodearla por otro color. Cuando la abramos para comerla será todo un espectáculo.

Espero que lo disfrutéis!!!

Galletas de chocolate mil capas “Version extendida”

Esta es la versión extendida de las Galletas de chocolate mil capas.

Únicamente llevan un poco menos de harina que la receta de sus hermanas “Galletas de chocolate mil capas” y he prescindido también de la yema extra, de ahí que el proceso de amasado sea algo diferente. Pero como veréis a continuación son realmente sencillas.

Estas galletas son muy similares a las famosas cookies que podéis encontrar en las cadenas de restauración donde venden café, galletas, pastelitos…etc, pero caseras y deliciosas.

Receta de Galletas de chocolate mil capas “versión extendida”

Ingredientes

  • 200 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 70 gr de azúcar blanco
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo M
  • 120 gr de harina de repostería
  • 120 gr de harina de fuerza
  • 5 gr de bicarbonato sódico
  • 1 c. s. de extracto de vainilla
  • 150 gr de chocolate al gusto (si es con leche, minimo 35% de cacao)
  • Una pizca de sal

Preparación

  • En un bol ponemos la mantequilla blanda junto con los dos tipo de azúcar. Batimos con la varilla de la batidora o a mano (o con el accesorio pala si tenemos un robot) hasta tener una crema suave y esponjosa. Aproximadamente unos 3 ó 4 minutos.
  • A continuación añadimos el huevo entero y mezclamos hasta que se incorpore del todo.
  • Ponemos la vainilla y seguimos moviendo.
  • Mezclamos los ingredientes secos (harina, bicarbonato y sal) y agregamos a la mezcla hasta tener una masa homogénea. La masa veréis que queda muy blanda al tacto y que no se puede bolear. Lo importante es que la harina esté incorporada por completo.
  • En este momento metemos nuestra masa blanda en la nevera al menos una hora para que endurezca.
  • Dividimos la masa en tres partes iguales y formamos 3 rectángulos (de aproximadamente 10×15 cm). Cubrimos con papel film y los metemos en el frigorífico durante al menos una hora. Intentamos no manipular la masa en exceso porque al ser una masa tan blanda, si la calentamos mucho empezará a pegarse en las manos y no podremos manejarla.
  • Cuando la masa esté dura, la sacamos de la nevera. Quitamos el film de uno de los rectángulos y cubrimos por encima con la mitad del chocolate picado muy fino. Cubrimos con otro rectángulo de masa y volvemos a poner chocolate sobre esta masa. Y cerramos finalmente con el último y tercer rectángulo de masa.
  • Espolvoreamos ligeramente la masa con harina (o la cubrimos con un trozo del film) y pasamos el rodillo hasta que la masa tenga un grosor de unos 4 cm. aproximadamente.
  • Con un cortador redondo (yo he usado uno de 5 cm.) vamos cortando nuestras galletas y colocándolas en una bandeja para horno cubierta con papel de hornear. Dejamos una separación entre las galletas porque se expanden mucho y si las ponemos juntas se pegarán. Con los restos que nos queden de masa, podemos juntarlos sin amasar y seguir cortando galletas hasta terminar la masa. Cubrimos las galletas con papel film y dejamos enfriar de nuevo hasta que endurezcan un poco (unos 30 minutos)
  • Precalentamos el horno a 170 grados calor arriba y abajo y cuando tengamos las galletas frías las horneamos durante unos 9-11 minutos. Veremos que están listas cuando los bordes estén tostados. Aunque estén blandas al tacto en el centro no os preocupéis, cuando se enfríen estarán perfectas.
  • Esperar unos 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.
  • Estas galletas quedan más finas que sus hermanas las Galletas de chocolate mil capas y algo más blandas. Pero el reto de galleta cookie de cafetería está conseguido.

Espero que la disfrutéis!!!

Galletas de chocolate mil capas

Estas galletas están muy ricas en sus dos versiones. La primera que publiqué es la que contiene un huevo y una yema y un poco más de harina que es la que se explica en esta entrada. Cuando hice estas galletas me parecieron realmente espectaculares pero no era realmente en resultado que estaba buscando. Aunque están igualmente deliciosas.

Lo que quería conseguir era una galleta tipo cookie de esas que podemos encontrar en las cadenas donde nos venden un café con una galleta enorme, con deliciosos trocitos de chocolate y con ese sabor a fruto seco. Si queréis conseguir ese efecto en la galleta es muy sencillo porque podéis aprovechar esta misma receta pero con dos modificaciones que os explicaré en la entrada Receta de Galletas mil capas de chocolate Versión extendida. La he llamado así porque esta masa de galleta si que se extiende en el horno, dándonos como resultado una galleta grande y muy sabrosa.

Receta de Galletas mil capas de chocolate

Ingredientes

  • 200 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 70 gr de azúcar blanco
  • 80 gr de azúcar moreno
  • 1 huevo M más una yema
  • 150 gr de harina de repostería
  • 150 gr de harina de fuerza
  • 5 gr de bicarbonato sódico
  • 1 c. s. de extracto de vainilla
  • 150 gr de chocolate al gusto (si es con leche, minimo 35% de cacao)
  • Una pizca de sal

Preparación

  • En un bol ponemos la mantequilla blanda junto con los dos tipo de azúcar. Batimos con la varilla de la batidora o a mano (o con el accesorio pala si tenemos un robot) hasta tener una crema suave y esponjosa. Aproximadamente unos 3 ó 4 minutos.
  • A continuación añadimos el huevo entero y la yema y mezclamos hasta que se incorpore del todo.
  • Ponemos la vainilla y seguimos moviendo.
  • Mezclamos los ingredientes secos (harina, bicarbonato y sal) y agregamos a la mezcla hasta tener una masa homogénea. No debe quedar muy dura pero si necesita algo de harina podéis incorporarla.
  • Dividimos la masa en tres partes iguales y formamos 3 rectángulos (de aproximadamente 10×15 cm). Cubrimos con papel film y los metemos en el frigorífico durante al menos una hora.
  • Cuando la masa esté dura, la sacamos de la nevera. Quitamos el film de uno de los rectángulos y cubrimos por encima con la mitad del chocolate picado muy fino. Cubrimos con otro rectángulo de masa y volvemos a poner chocolate sobre esta masa. Y cerramos finalmente con el último y tercer rectángulo de masa.
  • Espolvoreamos ligeramente la masa con harina y pasamos el rodillo hasta que la masa tenga un grosor de unos 4 cm. aproximadamente. Podéis doblarla de nuevo y volver a estirarla, así tendréis seis capas en lugar de tres.
  • Con un cortador redondo (yo he usado uno de 5 cm.) vamos cortando nuestras galletas y colocándolas en una bandeja para horno cubierta con papel de hornear. Dejamos una separación entre las galletas por si se expanden mucho para que no se peguen. Con los restos que nos queden de masa, podemos juntarlos sin amasar y seguir cortando galletas hasta terminar la masa. Cubrimos las galletas con papel film y dejamos enfriar de nuevo otra hora.
  • Precalentamos el horno a 175 grados calor arriba y abajo y cuando tengamos las galletas frías las horneamos durante unos 9-11 minutos. Veremos que están listas cuando los bordes estén tostados. Aunque estén blandas al tacto en el centro no os preocupéis, cuando se enfríen estarán perfectas.
  • Esperar unos 5 minutos antes de pasarlas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Espero que la disfrutéis!!!

Dedos de bruja terroríficos

Aprovechando que se acerca Halloween, vamos a hacer unas galletas muy facilitas en la que podéis involucrar a vuestros hijos si les gusta ayudaros en la cocina. Y si no están muy interesados lo estarán en cuanto vean el resultado. Estarán deseando llevar estos dedos de bruja al cole para desayunar, y enseñárselos a sus amigos.

Os animo a que lo intentéis porque se sentirán muy orgullosos de poder hacer sus propias galletas. Además son las galletas típicas de mantequilla que están realmente deliciosas.

Receta de Dedos de bruja

Ingredientes

(para 25 dedos aproximadamente)

  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 400 gr de harina de respostería
  • 75 gr de azúcar glas
  • Colorante alimentario verde y rojo
  • Almendras crudas (pueden ser marconas o incluso con la piel, quedarán muy terroríficas)
  • Azúcar glas extra para la sangre

Preparación

  • En un recipiente ponemos la mantequilla a temperatura ambiente. Debemos sacarla con antelación de la nevera para conseguir la textura cremosa que necesitamos. Debe estar blandita.
  • Añadimos el azúcar glas y movemos bien hasta mezclarla con la mantequilla.
  • Incorporamos el huevo a esta mezcla y removemos hasta tenerlo totalmente integrado. El huevo también lo tendremos a temperatura ambiente.
  • Por último, agregamos la harina. Debemos hacerlo en tres tandas y mezclando bien cada vez. Puede que no necesitemos toda la harina o que debamos incorporar un poco más. Debemos obtener una masa manejable, que no se nos pegue en las manos pero que no esté dura.
  • La masa estará lista cuando tenga la textura de una plastilina blanda.
  • Es el momento de teñirla de verde. Si no tenéis tiente no pasa nada, los podéis hacer también de color carne, y cuando estén recién salidos del horno les ponéis un poquito de cacao en polvo con un pincel para darles un aspecto envejecido.
  • Para teñir masas lo mejor es utilizar un tinte alimentario en pasta. Dan muchísimo más color con poca cantidad y no cambian la textura de la masa. Si no tenéis este tipo de tinte la siguiente mejor opción son los tintes en gel (lo podéis encontrar en tubos en muchas tiendas de barrio o grandes superficies). La peor opción es el tinte líquido, tiñe poco y además deja la masa pegajosa. Yo utilizo la marca Sugarflair, que son muy buenos, son aptos para intolerantes al gluten y tienen muchísima caducidad. Si los vais a usar a menudo os los recomiendo. Yo los compro en Maria Lunarillos.
  • Una vez lista la masa es hora de llamar a los niños. Debemos cortar la masa en trocitos y hacer bastones de tamaño de dedos.
  • En un extremo presionamos para poner la almendra como si fuera la uña. Dais forma a los dedos.
  • Con la ayuda de un cuchillo de mantequilla para que no corte, marcamos las rallitas de los nudillos.
  • Metemos los dedos de bruja en el horno precalentado a 175º, calor arriba y abajo, durante unos 15 minutos. Vigilamos porque dependerá de lo que caliente nuestro horno.
  • Mientras se hornean vamos a preparar la sangre. Necesitaremos una cucharada sopera de agua. La ponemos en un recipiente e incorporamos el tinte rojo. Después de mezclarlo bien, incorporamos azúcar glas hasta tener una mezcla espesa, para que se pueda manejar bien. Si esta demasiado líquida se extenderá demasiado.
  • Una vez horneados los dedos los dejamos enfriar totalmente en una rejilla.
  • Y es hora de ensangrentarlos. Nosotros hemos mojado la parte de abajo para darles el efecto de que ha sido arrancado de la mano. También con un palillo hemos puesto sangre alrededor de la uña y por lo nudillos. Pero podéis hacerlo como más os guste.
  • Un problema que puede surgiros es que al sacar los dedos se os caigan las almendras. No os preocupéis, la sangre las pega fenomenal. Poner un poquito en el dedo y colocad la almendra. Dejad secar y se pegará perfectamente.

  • Y ya tenéis listo vuestra merienda terrorífica.

Espero que la disfrutéis y Feliz Halloween!!!

Galletas de chocolate supremas

Receta de Galletas de Chocolate Supremas

Ingredientes

(15 unidades)

  • 110 gr de chocolate negro (mínimo 55% cacao)
  • 1 huevo mediano
  • 30 gr de mantequilla (podéis utilizar con sal, le da un toque muy especial)
  • 70 gr de azúcar moreno
  • 55 gr de harina de trigo(*)
  • 1/2 c. c. de levadura química
  • 50 gr de chips de chocolate
  • 50 gr de chocolate negro troceado

*Si queréis hacer estas galletas sin gluten solo tenéis que sustituir la harina de trigo por 55 gr de harina de arroz, o por una mezcla de harina de arroz y harina de almendra a partes iguales.

Preparación

  • En un recipiente apto para microondas ponemos el chocolate junto con la mantequilla y lo fundimos en tandas de aproximadamente 30 segundos. Iremos removiendo para ayudar a que se funda el chocolate sin que se queme. También podéis hacer este paso al baño maría, pero en ninguno de los casos debéis dejar que la mezcla se caliente en exceso. Si lo hacéis al baño maría, recordad que no debéis dejar que entre agua en el recipiente donde tenéis el chocolate porque se echará a perder y tendréis que tirarlo.
  • En un cuenco aparte batimos el azúcar junto con el huevo hasta tener una mezcla cremosa y esponjosa. Unos 3 ó 4 minutos.
  • Agregamos el chocolate fundido y mezclamos. Recordad que no debe estar muy caliente.
  • Mezclamos la harina con la levadura y tamizamos sobre la mezcla anterior hasta tener una masa homogénea. Añadimos los chips de chocolate y los incorporamos bien por toda la masa removiendo la mezcla.

  • Calentamos el horno a 170ºC calor arriba y abajo. Ponemos un papel sulfurizado en una bandeja de horno y colocamos montoncitos de masa con una cuchara separados entre si. También podemos meter la masa en una manga pastelera y hacer la misma operación.
  • Sobre la superficie de cada galleta colocamos trocitos de chocolate negro troceado. Horneamos durante unos 12 minutos hasta que las galletas estén agrietadas por la superficie.
  • Sacamos y dejamos que se enfríen sobre la bandeja durante unos 5 minutos y después con la ayuda de una espátula las trasladamos a una rejilla para dejar que se acaben de enfriar.

Espero que las disfrutéis!!!

Galletas de limón

Yo no suelo ser muy de dulce pero tengo que reconocer que tengo debilidad por todo aquello que incluya entre sus ingredientes limón. Me encanta en galletas, en bizcocho, en crema con frutas…

Estas galletas llevan muy pocos ingredientes y tienen una textura muy esponjosa. Además son perfectas en verano porque resultan muy refrescantes.

Si las guardáis en una lata o en una bolsa zip, aguantan más de quince de días. Pero van perdiendo su sabor cítrico, así que es preferible no aguantarlas mucho tiempo.

Receta de Galletas de limón

Ingredientes

  • 230 gr de harina de repostería
  • 120 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 80 gr de azúcar blanca grano
  • 1 limón
  • 50 gr de miel ecológica
  • 8 gr de bicarbonato
  • 2 gr de sal

Preparación

  • Ponemos la mantequilla en un recipiente y batimos con las varillas hasta conseguir una crema.
  • Incorporamos el azúcar y batimos de nuevo hasta que la mezcla esté totalmente integrada.
  • Rallamos el limón con cuidado, sin llegar a la parte blanca porque amargaría. Reservamos. Exprimimos el zumo del limón y colamos. Incorporamos a la mezcla anterior el zumo de limón, la miel y la sal. Mezclamos todo de nuevo.
  • Por último, echamos la harina, el bicarbonato y la ralladura de limón, y mezclamos con una espátula hasta obtener una masa blanda.
  • Tapamos el recipiente con un papel film y la guardamos en la nevera un mínimo de 30 minutos.
  • Cubrir un par de bandejas de horno con papel sulfurizado y con una cuchara ir cogiendo porciones de masa. Les damos forma redondeada con las manos y las colocamos en la bandeja dejando una separación entre ellas.
  • Horneamos en el horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo durante unos 10-12 minutos. Hasta que adquieran el tono que os gusta. Yo las dejo mas bien blanquitas.
  • Una vez fuera del horno dejarlas en la bandeja durante unos minutos antes de cambiarlas a una rejilla para enfriar porque son mas fáciles de manipular, ya que recién salidas del horno son muy blanditas.

Espero que la disfrutéis!!!

Galletas con chips de chocolate

Receta de Galletas con chips de chocolate

Ingredientes

  • 250 gr de harina floja o de respostería
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar moreno integral de caña
  • 2 huevos medianos
  • 8 gr de levadura química
  • 1 pellizco de sal
  • 100 gr de chips de chocolate negro o blanco

Preparación

  • Teniendo todos los ingredientes a temperatura ambiente, primero mezclaremos la mantequilla con el azúcar moreno hasta obtener una crema, aproximadamente removeremos durante unos 5 minutos.
  • Una vez conseguida esta crema, debemos ir añadiendo los huevos. Lo haremos de uno en uno. No pondremos el segundo huevo hasta que el primero se haya integrado muy bien en la masa.

  • Una vez incorporados los huevos, tamizamos sobre la masa en dos tandas la harina, la levadura y a sal. Y removemos hasta conseguir una masa homogénea.
  • En este momento incorporamos las pepitas de chocolate que hayamos elegido. Chocolate blanco o negro, o si queremos, podemos poner ambas.
  • Dejamos reposar la masa en la nevera unos 30 minutos aproximadamente.
  • Cogemos una bandeja de horno que esté fría y la cubrimos con papel de cocina. Vamos colocando bolitas de masa sobre el papel dejando una separación entre ellas porque después se extenderán en el horno.
  • Metemos en el horno precalentado a unos 180ºC y las dejamos unos 10-12 minutos. Estas galletas quedarán con una capa crujiente por fuera y por dentro son tipo bizcocho.
  • Podéis guardarlas en una bolsa zip una vez enfriadas para que os aguanten blanditas.

Espero que las disfrutéis!!!

Galletas decoradas para Halloween

Halloween es la primera fiesta del otoño para disfrutar encendiendo el horno. Sobretodo si como este año, tenemos estas temperaturas que ayudan a estar en casa calentitos haciendo alguna actividad con los niños. Estas galletas no sólo están deliciosas si no que son la escusa perfecta para disfrutar de la cocina con los niños. Porque ellos nos pueden ayudar a cortarlas y después a decorarlas terroríficamente.

Para decorar solo tenéis que dejar volar vuestra imaginación y la de vuestros peques, y utilizar cualquier tipo de canutillo, golosina o caramelo. Para pegarlos, con un poco de chocolate y algo de pericia tendréis suficiente.

Receta de galletas decoradas para Halloween

Ingredientes

(20 galletas grandes)

  • 250 gr de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
  • 75 gr de azúcar glas
  • 1 huevo (mediano)
  • 400 gr de harina de repostería (floja)
  • Cobertura de chocolate blanco y negro al gusto
  • 2 cucharadas rasas de cacao puro en polvo

Preparación

  • En un recipiente disponemos la mantequilla en pomada. Debemos sacarla con antelación de la nevera para conseguir la textura cremosa que necesitamos.
  • Añadimos el azúcar glas y movemos bien hasta mezclarla con la mantequilla.
  • Incorporamos el huevo a esta mezcla y removemos hasta tenerlo totalmente integrado.
  • Por último, agregamos la harina. Debemos hacerlo en tres tandas y mezclando bien cada vez. Puede que no necesitemos toda la harina o que debamos incorporar un poco más. Debemos obtener una masa manejable, que no se nos pegue en las manos pero que no esté dura.

  • En este momento, si queremos tener galletas de dos colores, es cuando debemos separar nuestra masa en dos partes. A una de ellas le incorporamos las dos cucharadas de cacao en polvo tamizado. 
  • Tened cuidado al mezclarlo porque el cacao es muy volátil. Hacedlo poco a poco con movimientos envolventes.

  • Para poder trabajar mejor con ellas, yo extiendo las masas entre dos hojas de papel de horno y las dejo enfriar en la nevera al menos una hora. Si no tenéis un rodillo con guías para que las masas tengan el mismo grosor en el interior como en el exterior, podéis poner a cada lado de la masa unos cubiertos  de madera, preferentemente planos, y pasar el rodillo por encima de los cubiertos. Así el grosor de la masa será homogéneo.
  • También podéis ir haciendo las galletas de dos en dos, enharinando la mesa de trabajo y extendiendo bolas de masa para después cortarlas con los moldes.
  • Una vez estiradas las masas solo queda cortar las galletas a vuestro gusto.
  • Metemos en el horno precalentado a 175ºC durante unos 12-14 minutos, dependiendo de lo grande que sean vuestras galletas.
  • Dejamos enfriar completamente antes de decorar.

  • Ahora solo nos queda decorar. Derretimos el chocolate al baño maría y lo metemos en un recipiente especial para decorar o en bolsitas de plástico.

Espero que la disfrutéis!!!

Galletas espirales de colores


Estas galletas que vamos a preparar hoy serán la delicia de los niños. Son perfectas para preparar en fiestas de cumpleaños, para hacer un regalo o simplemente para una merienda divertida.

Las galletas de mantequilla en si no son difíciles de hacer, pero estas galletas de dos colores necesitan algo más de pericia, sobretodo a la hora de juntar las dos planchas de colores y después al hacer el rulo. Si sigues al pie de la letra los pasos que te indico podrás hacerlas sin problemas.

El rodillo que he utilizado para conseguir que las dos masas tengan el mismo grosor es el rodillo de Joseph Joseph. Tiene discos extraibles de diferentes medidas que puedes poner a tu elección. Si no tenéis un rodillo de este tipo y no sabéis si lo conseguiréis hacer a ojo, podéis usar un sencillo truco. Ponéis la masa tal y como se indica en la foto entre dos papeles de horno y la aplastáis un poco. Ponéis dos cubiertos de madera, preferentemente planos, a cada lado de la masa. Debéis pasar el rodillo por encima de la masa y por encima de las cucharas de manera que la masa quedara del mismo grosor, por el exterior y por el centro.

Galletas espirales de colores

Ingredientes

(15-20 galletas)

  • 250 gr de mantequilla en pomada
  • 75 gr de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 400 gr de harina (aproximadamente)
  • bolitas o canutillos de colorines
  • colorante en pasta o gel

Preparación

  • En un recipiente ponemos la mantequilla en pomada. Para conseguir que la mantequilla tenga esta textura cremosa debemos sacarla con antelación de la nevera. 
  • Ponemos el huevo con la mantequilla y movemos hasta incorporarlo. 
  • A continuación añadimos el azúcar glas tamizada y  removemos bien hasta incorporar del todo.
  • Por último añadimos a la mezcla la harina tamizada. Debemos hacerlo poco a poco hasta conseguir una textura blanda pero que no se nos pegue la masa en las manos.
  • En este momento dividimos la masa en dos partes. A una de ellas le ponemos el colorante en pasta que hayamos elegido. Si queréis podéis colorear las dos masas.

  • Ahora es el momento de estirar las masas. Ponéis la bola de masa entre dos papeles de horno y la estiráis con el rodillo hasta obtener el grosor adecuado (unos 3 mm.). También es importante que las masas una vez estiradas sean lo más semejantes posibles. Como esto es una tarea complicada a ojo, podéis cortar y pegar trozos de masa donde necesitéis una vez estirada hasta conseguir que sean más o menos iguales.
  • Debéis dejar que la masa repose en la nevera hasta que endurezca para poder colocar una plancha encima de la otra sin que se rompa.
  • Para hacer el rollo hay que dejar que se temple la masa porque si está demasiado dura se quebrará. Enrollarla con la ayuda del papel de cocina, poco a poco, apretando para que no queden huecos entre las vueltas.
  • Una vez enrollado, cubrís el papel de horno con las virutas de colores y rebozáis la masa con cuidado hasta cubrir toda la superficie.
  • Tapáis el rollo bien con el papel de cocina y lo dejáis en la nevera para que endurezca. Debe estar muy duro para poder cortar las galletas.

  • Una vez que el rollo de masa de colores este bien duro lo sacáis de la nevera. Le quitáis el papel de horno y cortáis rodajas del mismo grosor sobre una tabla de cortar.
  • Colocáis las galletas sobre una bandeja de horno y las cocéis a horno precalentado a 180º C, calor arriba y abajo durante unos 12 minutos.
  • Dejad enfriar sobre una rejilla.

Espero que la disfrutéis!!!