Pavo asado con ciruelas y patatas torneadas

Hoy vamos a aprender a hacer patatas torneadas con patatas de cualquier tamaño. Sirven para acompañamiento y ademas decoran porque son todas del mismo tamaño, como si las hubiéramos comprado así. Es muy practico porque no siempre es fácil encontrar patatas para guarnición, y además podemos hacerlas con la variedad de patatas que nosotros queramos.

Como estamos en temporada de ciruelas vamos a aprovechar para hacer una salsa de acompañamiento con ellas que le da un toque muy suave a la carne de pavo y que le va perfectamente.

Receta de Pavo asado con ciruelas y patatas torneadas

Ingredientes

  • Una patorra de pavo
  • 4 ciruelas
  • 3 dientes de ajo
  • Dos patatas grandes
  • Agua o caldo
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  • En una fuente para horno ponemos la pata de pavo y la salpimentamos. Le ponemos un chorrito de aceite de oliva pero no en exceso porque no queremos que luego la salsa esté demasiado grasa.
  • Lavamos las ciruelas y las cortamos por la mitad. Le quitamos el hueso y las disponemos en la bandeja de hornear.
  • Le damos un golpe a los dientes de ajo y sin pelar, los ponemos también en la bandeja de hornear.
  • Para preparar las patatas torneadas primero pelaremos las patatas elegidas.
  • Después las cortaremos en trozos más o menos de igual tamaño.
  • Para hacerlas redondeadas iremos quitando las aristas con un cuchillo hasta conseguir unas patatas más o menos redondeadas.

  • Poco a poco tendremos unas patatas redondas y pequeñas perfectas para acompañar nuestro asado y cualquier otro plato. Y unos restos de patata que podemos guardar para usar en algún puré. Yo lo que hago con ellos es freirlas y se los pongo a los niños. Les encantan porque son unas patatas fritas muy especiales.

  • Una vez preparadas las patatas, los ponemos en la bandeja, regamos con un poco de agua o caldo y lo cocinamos en el horno precalentado a 175º C, calor arriba y abajo durante más o menos 1 hora y viente minutos o hasta que el pavo esté listo. Los últimos cinco minutos poner la piel hacia arriba para que se tueste y quede crujiente.
  • Una vez listo el pavo, sacamos la bandeja del horno y disponemos las ciruelas, los ajos ya pelados y el caldo de la cocción en un cazo. Para aprovechar los jugos de la cocción que se han pegado en la bandeja pasamos una lengua por los laterales de la bandeja y así desglasamos la bandeja.
  • Trituramos las ciruelas con el resto de ingredientes y después la pasamos por un colador para que quede más fina y no encontremos las pieles de las ciruelas.
  • Disponemos el pavo en una bandeja y acompañamos con las patatas torneadas y un poco de salsa de ciruelas.

Espero que la disfrutéis!!!

Tortilla de calabacín y patatas con cebolla

Hoy vamos a recuperar un clásico de nuestra cocina pero añadiendo un ingrediente como el calabacín, que queda muy rico en tortilla junto con la patata y la cebolla.

A mis hijos, como supongo a muchos otros, les cuesta comer verdura pero yo no me rindo y siempre que puedo procuro que la coman. En esta tortilla de patata lo que prima es el calabacín más que la patata, pero queda muy jugoso y ellos la encontrarán deliciosa.

El calabacín en este caso lo he pelado porque así queda mucho más blandito y pasará desapercibido entre las patatas.

Receta de tortilla de calabacín, patata y cebolla

Ingredientes

  • 2 calabacines medianos
  • 3 patatas
  • 1/2 cebolla
  • 6 huevos medianos
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  • Lavamos los calabacines y los pelamos, los cortamos a la mitad longitudinalmente, y después los cortamos en laminas mas o menos finas.
  • En una sartén caliente con un chorrito de aceite ponemos los calabacines y los tapamos con una tapadera. Se irán haciendo poco a poco con el vapor de agua que van soltando. Reservamos.
  • Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos finas como para tortilla de patatas. Cortamos la cebolla en juliana. Podéis cocinar ambas de dos maneras. De manera tradicional, en una sartén con aceite de oliva hasta que estén blanditas y doradas. O como las he cocinado yo para esta tortilla. Las ponemos en un recipiente apto para microondas, ponemos un chorrito de aceite de oliva, movemos y las ponemos tapadas en el microondas en modo calentar. Podemos taparlas con la tapa anti salpicaduras del microondas. Las vamos cocinando en espacios de cinco minutos cada vez, sacándolas y dándole vueltas en cada momento para que se cocinen de manera homogénea. Hay que tener cuidado porque al quitar la tapa sale mucho vapor y podríamos quemarnos.

  • Una vez que tengamos el calabacín, las patatas y la cebolla cocinadas, las pasamos a una sartén y las doramos con un chorrito de aceite para darle ese sabor dulzón a las verduras.
  • Batimos los huevos en un cuenco y añadimos las verduras. Las dejamos reposar unos cinco minutos para que se tomen bien del huevo. Incorporamos la sal justo antes de cocinar.
  • En una sartén antiadherente ponemos un chorro de aceite y cuajamos nuestra tortilla.

Espero que la disfrutéis!!!