Croquetas de cocido

Creo que no puede haber tapa o plato más representativo de España como las croquetas. El plato de aprovechamiento de sobras por excelencia porque las podemos hacer de los rellenos más variopintos posibles.

Aquí os enseñaré a hacer la base de bechamel y un relleno muy típico, el de la carne que nos sobra cuando hacemos cocido, pero podéis hacerlo de lo que mas os guste (jamón, bacalao, sepia, queso azul…).

También veremos algunos trucos para freirlas y para congelarlas. Espero que os animéis con esta receta tan sencilla y tan nuestra.

Receta de croquetas de cocido

Ingredientes

  • 200 gr de pollo cocido y chorizo del cocido
  • 415 gr de leche entera (o la que utilicéis)
  • 90 gr de harina
  • 25 gr de aceite de oliva
  • 25 gr de mantequilla (opcional)
  • Una pizca de sal
  • Huevo y pan rallado

Preparación

  • En un recipiente hondo ponemos la mantequilla junto con el aceite hasta que se derrita la mantequilla. Si optáis por no utilizar mantequilla, poned doble cantidad de aceite (100 gr) y seguís con los pasos de la receta.
  • Cuando tengamos la mantequilla derretida, pondremos la harina y moveremos para cocinarla, removiendo constantemente para que no se pegue ni se queme.

  • A continuación incorporaremos la leche poco a poco a temperatura ambiente. E iremos removiendo con la varilla para que no se hagan grumos y se integre todo la leche en la mezcla.
  • Repetiremos esta operación hasta que hayamos incorporado toda la leche.
  • Debemos obtener una mezcla homogénea, sin grumos y de una textura tirando a espesa.
  • En este momento incorporamos a nuestra mezcla el pollo cocido y el chorizo que habremos picado. Podéis picarlo con una procesadora de alimentos o con cuchillo, dependiendo de si os gusta encontrar tropezones o no. Removemos para integrar bien los ingredientes. Probamos de sal y rectificamos si es necesario.
  • A continuación debemos dejar enfriar la masa de nuestras croquetas. Para ello pondremos la mezcla en un recipiente y lo taparemos con un trozo de papel film de manera que este pegado el papel a nuestra masa y no queden burbujas. Así no se nos hará una piel en la masa y se enfriará de manera correcta.
  • Para formar las croquetas podéis hacerlo de dos maneras. Para una capa normal y bastante crujiente, debeis coger un poco de masa (más o menos dependiendo del tamaño que os guste para vuestras croquetas) y las pasáis por huevo batido y después por pan rallado. Si queréis doble crujiente (como lo llaman mis hijos), las pasáis primero por huevo, después por pan rallado, otra vez por huevo y otra vez por pan rallado. Esto da doble trabajo, doble gasto de huevo y pan y doble crujiente. Yo lo utilizo únicamente con unas piezas extragrandes que les preparo a los niños y les encantan. Esto es ya una elección personal.

  • Antes de freirlas os recomiendo que las dejéis reposar, así el rebozado se integra y se seca y conseguiremos unas croquetas perfectas.
  • Para freirlas, utilizad un recipiente pequeño con bastante cantidad de aceite (de oliva a ser posible que es el que más frituras aguanta sin ensuciarse). Una vez las tengáis fritas, las sacamos a un colador para que escurran el posible exceso de aceite y después a un papel absorbente para secarlas.
  • Si lo que queréis es congelarlas, las dejáis reposar igualmente para que se seque el pan rallado y las disponéis en una bandeja como os indico arriba. Yo las meto así en el congelador y cuando están totalmente congeladas las paso a una bolsa zip. Así se mantienen separadas y perfectas para sacar las que necesite cuando quiera hacerlas.

Espero que las disfrutéis!!!

Un comentario sobre “Croquetas de cocido”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *