Bizcocho de cacao, chocolate y escamas de sal

Uno de los básicos que debe existir en nuestro recetario es un buen bizcocho de chocolate. Algo que siempre apetece y que nos puede salvar una merienda o un desayuno.

Este que traigo hoy tiene una característica algo especial. Incluye entre sus ingredientes buttermilk. Cuando encontré esta receta leí acerca del buttermilk para poder saber porqué sustituirlo. El buttermilk es un suero de leche que proviene del batido de la nata para obtener mantequilla. En muchos países este producto lo podemos comprar directamente. Pero en España no es así. Así que lo que hacemos es mezclar una cantidad de leche con zumo de limón para poder utilizarlo en estas recetas donde nos lo proponen. En repostería lo que nos aporta es mas esponjosidad y mejora el sabor de nuestros bizcochos. Y en este se nota. Es un bizcocho con una miga muy jugosa y un toque delicioso aportado por las escamas de sal.

Receta de Bizcocho de cacao, chocolate y escamas de sal.

Ingredientes 

(molde de 26cm.)

Para el bizcocho:

  • 4 huevos medianos
  • 125 grs de azúcar de caña integral
  • 140 grs de aceite de oliva suave
  • 50 grs de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 50 grs de maizena
  • 200 grs de harina de repostería
  • 12 grs de levadura química
  • 180 grs de leche
  • 1 cucharada sopera y 1/2 de zumo de limón
  • 1. c. c. de extracto de vainilla
  • una pizca de sal

Para el glaseado:

  • 150 grs de chocolate negro mínimo 50%
  • 1 c. s. de aceite de oliva suave
  • Escamas de sal

Preparación

  • Lo primero que haremos sera preparar el buttermilk mezclando la leche con el zumo de limón, y dejamos que repose unos 10 minutos.
  • Ponemos los huevos con el azúcar en un recipiente y los batimos hasta que esponjen.
  • En este momento incorporamos el extracto de vainilla y el aceite. Mezclamos todo y añadimos la leche cortada. Volvemos a batir hasta tener una masa homogénea.
  • Mezclamos la harina, el cacao, la levadura y la sal y la tamizamos sobre la mezcla de líquidos en dos veces. Batiendo bien y no añadiendo la siguiente parte hasta no tener bien incorporada la primera.
  • Engrasamos con mantequilla y enharinamos un molde de plum cake de 26 cm y vertemos la masa dentro.
  • Metemos en horno precalentado a 180º C durante unos 40 minutos. Más o menos a mitad de cocción, bajamos la temperatura a 175º C y tapamos el bizcocho con papel de aluminio para que no se queme.
  • Pasados los 40 minutos, pinchamos el bizcocho con un palillo para ver si esta cocido. Si sale limpio es que ya está listo.
  • Dejamos enfriar en el molde sobre una rejilla durante unos 30 minutos. Pasado este tiempo, los sacamos del molde para poder glasearlo.
  • Ponemos debajo de la rejilla un papel de horno para recoger el chocolate que vaya cayendo del bizcocho y que una vez frío podremos volver a utilizar en otra receta.
  • Derretimos el chocolate en el microondas en varios pasos para que no se nos queme. Después incorporamos el aceite y removemos. Ya está listo para bañar el bizcocho.
  • Vamos echando el chocolate por encima del bizcocho dejando que se deslice por los lados y lo extendemos con la ayuda de una lengua o espátula hasta tenerlo todo bien cubierto.
  • Finalmente esparcimos unas escamas de sal por encima y dejamos que enfríe el chocolate antes de servir.

Espero que lo disfrutéis!!!

7 comentarios sobre “Bizcocho de cacao, chocolate y escamas de sal”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *