Galletas saladas con semillas de chia

Estas crakers o galletitas saladas son ideales como acompañamiento de cualquier paté, humus, guacamole, una deliciosa ensaladilla rusa, queso o simplemente solas.

En los supermercados podemos encontrar gran variedad de este tipo de galletas pero nada mas satisfactorio que hacerlas tú en casa. Además podrás personalizarlas con tus ingredientes favoritos (semillas de lino, de sésamo, escamas de sal…) o incluso utilizar diferentes tipos de harina. Os resultarán una maravilla.

Podéis hacer el doble de receta y guardarlas en un taper de vidrio o en una lata y así las tendréis a mano cuando las necesitéis.

Receta de Galletas saladas con semillas de chia

Ingredientes

(para unas 40 unidades pequeñas)

  • 125 gr de harina de fuerza
  • 2 gr de levadura química (1/2 c. c. )
  • 2 gr de azúcar (1/2 c. c. )
  • 2 gr de sal (1/2 c. c. )
  • 60 gr de leche entera
  • 15 gr de AOVE (2 c. s. )
  • 2 gr de semillas de chia (1 c. s. )
  • Pimienta negra molida

Preparación

  • Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  • En un recipiente mezclamos los ingredientes secos: harina, sal, azúcar, pimienta, las semillas de chia y levadura química. Mezclamos bien todos los ingredientes.
  • Incorporamos la leche y el aceite de oliva y mezclamos todo bien hasta obtener una masa homogénea y esponjosa. Si es necesario añadimos un poco mas de leche.
  • Hacemos una bola con la masa y dejamos reposar en la encimera mientras que recogemos todo lo que hemos utilizado.
  • Enharinamos ligeramente la mesa de trabajo y estiramos la masa con un rodillo. También podemos hacerlo sobre una lámina de papel de hornear.
  • Cuando hallamos conseguido una masa de un grosor de entre 2 ó 3 mm la tendremos lista.
  • Pinchamos la masa con un tenedor y cortamos triángulos irregulares.
  • Cubrimos una bandeja para el horno con papel de hornear y disponemos los triángulos de masa.
  • Horneamos durante unos 10 minutos o hasta que las galletas se doren ligeramente. No las horneéis demasiado porque quedarán duras. Si es necesario darles la vuelta con cuidado para que se horneen por ambos lados.
  • Dejamos enfriarlas completamente sobre una rejilla y después las guardamos en un recipiente hermético.

Espero que las disfrutéis!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.