Galletas espirales de colores


Estas galletas que vamos a preparar hoy serán la delicia de los niños. Son perfectas para preparar en fiestas de cumpleaños, para hacer un regalo o simplemente para una merienda divertida.

Las galletas de mantequilla en si no son difíciles de hacer, pero estas galletas de dos colores necesitan algo más de pericia, sobretodo a la hora de juntar las dos planchas de colores y después al hacer el rulo. Si sigues al pie de la letra los pasos que te indico podrás hacerlas sin problemas.

El rodillo que he utilizado para conseguir que las dos masas tengan el mismo grosor es el rodillo de Joseph Joseph. Tiene discos extraibles de diferentes medidas que puedes poner a tu elección. Si no tenéis un rodillo de este tipo y no sabéis si lo conseguiréis hacer a ojo, podéis usar un sencillo truco. Ponéis la masa tal y como se indica en la foto entre dos papeles de horno y la aplastáis un poco. Ponéis dos cubiertos de madera, preferentemente planos, a cada lado de la masa. Debéis pasar el rodillo por encima de la masa y por encima de las cucharas de manera que la masa quedara del mismo grosor, por el exterior y por el centro.

Galletas espirales de colores

Ingredientes

(15-20 galletas)

  • 250 gr de mantequilla en pomada
  • 75 gr de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 400 gr de harina (aproximadamente)
  • bolitas o canutillos de colorines
  • colorante en pasta o gel

Preparación

  • En un recipiente ponemos la mantequilla en pomada. Para conseguir que la mantequilla tenga esta textura cremosa debemos sacarla con antelación de la nevera. 
  • Ponemos el huevo con la mantequilla y movemos hasta incorporarlo. 
  • A continuación añadimos el azúcar glas tamizada y  removemos bien hasta incorporar del todo.
  • Por último añadimos a la mezcla la harina tamizada. Debemos hacerlo poco a poco hasta conseguir una textura blanda pero que no se nos pegue la masa en las manos.
  • En este momento dividimos la masa en dos partes. A una de ellas le ponemos el colorante en pasta que hayamos elegido. Si queréis podéis colorear las dos masas.

  • Ahora es el momento de estirar las masas. Ponéis la bola de masa entre dos papeles de horno y la estiráis con el rodillo hasta obtener el grosor adecuado (unos 3 mm.). También es importante que las masas una vez estiradas sean lo más semejantes posibles. Como esto es una tarea complicada a ojo, podéis cortar y pegar trozos de masa donde necesitéis una vez estirada hasta conseguir que sean más o menos iguales.
  • Debéis dejar que la masa repose en la nevera hasta que endurezca para poder colocar una plancha encima de la otra sin que se rompa.
  • Para hacer el rollo hay que dejar que se temple la masa porque si está demasiado dura se quebrará. Enrollarla con la ayuda del papel de cocina, poco a poco, apretando para que no queden huecos entre las vueltas.
  • Una vez enrollado, cubrís el papel de horno con las virutas de colores y rebozáis la masa con cuidado hasta cubrir toda la superficie.
  • Tapáis el rollo bien con el papel de cocina y lo dejáis en la nevera para que endurezca. Debe estar muy duro para poder cortar las galletas.

  • Una vez que el rollo de masa de colores este bien duro lo sacáis de la nevera. Le quitáis el papel de horno y cortáis rodajas del mismo grosor sobre una tabla de cortar.
  • Colocáis las galletas sobre una bandeja de horno y las cocéis a horno precalentado a 180º C, calor arriba y abajo durante unos 12 minutos.
  • Dejad enfriar sobre una rejilla.

Espero que la disfrutéis!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.